DICHOSOS LOS QUE EN EL CONFIAN

Aunque estoy rodeado de dificultades, tú me protegerás del enojo de mis enemigos. Extiendes tu mano, y el poder de tu mano derecha me salva. El Señor llevará a cabo los planes que tiene para mi vida, pues tu fiel amor, oh Señor, permanece para siempre. No me abandones, porque tú me creaste.   Salmos 138:7-8

Hace un par de días tuve un sueño: Caminaba con mi familia por un pasillo, al fondo había un lugar boscoso por el cual debíamos pasar para llegar a nuestro destino, sin embargo, allí había mucha niebla, un viento fuerte soplaba sobre los árboles y … Continuar leyendo