2016 UN AÑO DE CAMBIO DE TEMPORADA Y DE REPENTES

¡Alabado sea por siempre el nombre de Dios! Suyos son la sabiduría y el poder. Él cambia los tiempos y las épocas, pone y depone reyes. A los sabios da sabiduría, y a los inteligentes, discernimiento. Él revela lo profundo y lo escondido, y sabe lo que se oculta en las sombras. ¡En él habita la luz! Daniel 2:20-22

El año pasado, el Espíritu Santo habló expresamente a mi corazón que el año 2015 fue un año de nuevos comienzos. Eso fue tan cierto en mi vida y en la vida de muchas personas a quienes Dios llamó desde la sala de espera hacia la sala de partos. 2015 fue un año difícil en muchos sentidos, un año de expansión y transición de lo viejo a lo nuevo – y ahora vamos hacia lo que sigue. En relación al año 2016, escuché al Espíritu Santo decir que este es un año de “Cambio de temporada y de repentes”.

Esas rítmicas palabras llamaron mi atención ¿Qué quieren decir exactamente?, en la superficie, suena como más cambios, más transición – y por lo menos unos cuantos giros y vueltas inesperadas en el camino. Decidí presionar en oración y estudiar lo que significa en la práctica. En este artículo, yo voy a darles una visión general a nivel personal. Seguiré con detalles específicos en las próximas semanas.

ABRAZA LOS CAMBIOS DE TEMPORADA

Todos sabemos lo que es una temporada, pero no siempre sabemos en que temporada estamos. Espiritualmente hablando, una temporada es un período de tiempo, que puede ser específico o indefinido. Nosotros sabemos que para todo hay una temporada, y un tiempo para cada propósito debajo del cielo (Ver Eclesiastés 3:1). Sabemos que no debemos cansarnos de hacer el bien porque cosecharemos sino nos damos por vencidos – a su debido tiempo. (Gálatas 6:9).

Sabemos que si meditamos en la Palabra día y noche, permaneceremos como árboles plantados junto a corrientes de agua, llevando fruto en su tiempo y cualquier cosa que hagamos prosperará. (Ver Salmos 1:2-3). Pero también hay que reconocer que Dios es quien cambia los tiempos y las estaciones. (Ver Daniel 2:21). No podemos cambiar nuestra propia temporada, pero podemos posicionarnos para un cambio de temporada.

El diccionario Merriam-Webster describe un CAMBIO como: “Intercambiar o reemplazar por otro; para cambiar de lugar, posición o dirección; para cambiar de marcha; para avanzar a través de un cambio”. Cuando el Espíritu Santo dijo: “Cambio de temporada” fue fácil discernir que El quiso decir habrá cambios más adelante. Algunos de ustedes cambiarán de un tiempo de siembra a un tiempo de cosecha. Otros cambiarán del llanto a la risa. Y otros cambiarán de la escasez a la prosperidad.

Yo recordé lo que Dios le dijo a Jeremías: “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor —, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza” (Jeremías 29:11) Dios tiene planes buenos para nosotros en 2016. El quiere cambiar lo que nos ha retenido de Su mejor para llevarnos a Su buena, perfecta, y agradable voluntad. (Ver Romanos 12:2).

 CREANDO UN CLIMA PARA EL CAMBIO

Nuestra parte es posicionarnos para el cambio – Eso significa crear un clima que prepare el escenario para que Dios se mueva en nuestras vidas. Los científicos dicen que las temporadas en la tierra han cambiado en los últimos años – y destacan el cambio climático como el fundamento para un cambio.

Si traducimos esto a la realidad espiritual –un entorno natural a menudo corresponde a una condición espiritual – es claro que el cambio de nuestro clima espiritual prepara el escenario para un cambio de temporada espiritual. No podemos cambiar nuestras temporadas, solo Dios hace eso. Pero podemos crear un clima que le invite a hacer el trabajo en nuestros corazones que nos preparará para la próxima temporada.

¿CUÁL ES EL CLIMA ESPIRITUAL EN TU VIDA?

Si estás enojado, malagradecido, quejándote, codicioso, controlador, crítico, impaciente, indiferente, desanimado, celoso, asustado, frustrado, implacable, resentido, amargado, egoísta, o algo de este tipo; estas creando un clima espiritual sobre tu vida que repele al Espíritu Santo. El te ama, ¡Sí!, pero tu carne se rebela contra Su Espíritu.

Si por el contrario, eres agradecido, pacífico, de oración, alegre, generoso, perdonador, que ama, satisfecho, esperanzador, fiel, inspirador, y adorador, estás creando un ambiente que atraerá la Presencia de Dios. Y la Presencia del Espíritu Santo es la clave definitiva para el cambio y el crecimiento espiritual. Dicho de otra manera, tenemos que cultivar el fruto del Espíritu en nuestras vidas y rechazar las obras de la carne. Al hacerlo, nos posicionamos con todo nuestro corazón para que Dios nos cambie a fructíferas temporadas de cosecha.

ESPERA LOS DE REPENTES

Cuando cambies tu clima a un cambio de temporada, estarás dando lugar a un “DE REPENTE”. El diccionario Merriam-Webster define “de repente”, como un acontecimiento o llegada inesperada”; un punto de vista o carácter que cambia de una sola vez; marcado por una manifestación brusca o de prisa, hecho o provocado en un corto tiempo.

Después de varias semanas orando en unidad, “de repente (así fue) hubo un sonido como de un viento recio que soplaba” y los que estaban en el aposento alto fueron llenos del Espíritu (Hechos 2) Cuando Pablo y Bernabé experimentaron persecución por causa de Cristo, de repente vino un terremoto que los levantó y abrió la puerta de la cárcel. (Ver Hechos 16:26) repentinamente.

De repente, puedes cambiar a una promoción. De repente puedes pasar de la enfermedad a la salud. De repente puedes cambiar a una mayor autoridad en el Espíritu. De repente puedes cambiar las noches oscuras de tu alma a una mayor revelación de Cristo. De repente puedes cambiar de sentimientos de opresión a nuevos niveles de libertad. ¡DE REPENTE!

Cree en los “DE REPENTES” en 2016. Espera que sucedan. Espera con expectativa, pero comprende que tienes que hacer tu parte. Así como los discípulos en el Aposento Alto, necesitas orar. Como Pablo y Bernabé en la cárcel, necesitas adorar. En otras palabras, es necesario crear un clima espiritual sobre tu vida que invite al Espíritu Santo a trabajar en tu corazón, en tu vida, en tus circunstancias. Tu cambio climático finalmente te conducirá a un cambio de temporada que traerá repentinamente lo que no puedes hacer que suceda en tus propias fuerzas.

 ¡ANIMATE! Con Isaías 48:3 Desde hace mucho tiempo anuncié las cosas pasadas. Yo las profeticé; yo mismo las di a conocer. Actué de repente, y se hicieron realidad. (Jennifer LeClaire).

ENFOQUE DE ORACION – AYUNO DE DANIEL – DIA 8

 Leer Gálatas 5:16-26 – Efesios 5:1-20 Debemos mantenernos sensibles a la voz de Dios, porque nos está dando instrucciones que nos pondrán en la cima, tanto espiritual como natural. El viento de Dios ha comenzado a soplar a favor de su iglesia de una forma poderosa. ¡Si Jesús vive en ti, permite que El te dirija en todas las cosas! Cuando caminas en el Espíritu, no hay lugar a la confusión, tus decisiones y motivaciones son correctas. Cuando le dices ¡SI! a Jesús, el Espíritu Santo viene a vivir dentro de ti. ¡Pídele que tome dominio de tu naturaleza carnal, ríndete a El!

OREMOS:

Señor Jesús: Creo que Tu me has dado a tu Espíritu Santo. Creo en que solamente El puede librarme de toda cadena que me ata. Creo en que El me trae convicción, me guía y me da el poder para vencer. Creo en que El causa en mí el obedecer Tu Palabra. Creo en que El nunca se apartará de mí, ni me dejará apartarme de Ti. No limitaré a tu Santo Espíritu en mi. Viva o muera, esperaré en El, clamaré a El, y confiaré en El. Espíritu Santo, el Padre que está en el cielo me prometió que te pondría en mi corazón, y yo me he apropiado de esta promesa. Yo cederé y cooperaré, pues quiero ser santo. Tú dices que provocarás en mí el andar en Sus caminos y obedecer cada una de Sus palabras. Todo esto se encuentra escrito en Su Palabra; Así que ven, has tu obra en mí. Amén.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario