ES TIEMPO DE SALTAR

Ahora bien, tener fe es estar seguro de lo que se espera; es estar convencido de lo que no se ve. Gracias a ella, nuestros antepasados fueron reconocidos y aprobados. Por la fe entendemos que Dios creó el universo por medio de su palabra, de modo que lo que ahora vemos fue hecho de lo que no se veía. Hebreos 11:2-3

En los últimos días una y otra vez he estado escuchando las palabras “Es tiempo de saltar” vi a muchas personas del Pueblo de Dios parados a la orilla de un precipicio. Muchos estaban esperando “DIRECCION”, muchos estaban cerca de dar un paso hacia nuevas asignaciones, muchos estaban recibiendo descargas del corazón de Papá y Él les llamaba a dar un paso de fe.

Las personas que vi a la orilla del precipicio tenían DOS cosas en común.

Había en ellos un nivel grande de sensaciones de estar “ABRUMADOS” y “BAJO PRESION”, y la segunda cosa, TODOS necesitaban dar UN GRAN SALTO AL PRECIPICIO. Es tiempo para dar un GRAN SALTO DE FE. Existen riegos por todas partes pero el Señor está llamando al Pueblo de Dios a SALTAR A SUS BRAZOS en un nivel de confianza que nunca antes han conocido.

Muchos estaban luchando con el miedo y la ansiedad a causa del nivel que el Señor les estaba pidiendo dejar. Vi además la “MANERA” en que ellos se movieron en las temporadas anteriores; la manera en la que se hicieron las cosas ya no se trabajarán así. El Señor les estaba enseñando una nueva manera, y está nueva manera necesitará un NIVEL PROFUNDO DE CONFIANZA. El Señor estaba guiando a Su pueblo dentro de lo “NUEVO” y lo “NUEVO” puede ser aterrador, porque es territorio en el cual muchos no han caminado antes. Hay senderos que están siendo formados PARA el pueblo de Dios para SALTAR del PRECIPICIO DE LA COMODIDAD y caer en picada en Sus brazos.

Una de las cosas a las que le presté particular atención fue a estos saltos de fe, habían cosas que eran enormes más que cualquier cosa que ellos habían enfrentado en lo natural, eran nuevos niveles de favor, oportunidades, fe, pasos, movimientos geográficos, nuevas tareas, cosas que el Señor estaba pidiéndoles hacer que parecían muy apabullantes y dudosas y el miedo estaba rondándolos; pero esas cosas realmente estaban tomando al Pueblo de Dios de lugares que fueron “cómodos” en la última temporada y pidiéndoles que entraran en una zona donde hay una profunda confianza siendo engendrada por la revelación de su necesidad en Él.

Aunque muchas cosas en el pueblo de Dios parecían ENORMES, parecían ABRUMADORAS, parecían ATERRADORAS PARA SALTAR, estas zonas eran realmente las zonas donde muchos del Pueblo de Dios vieron la gran manifestación del poder de Dios en sus vidas y a través de sus vidas. El resultado de SALTAR es desconocido, pero saltando a lo más profundo hacia lo que Él está llamándoles a hacer será el lugar más glorioso y seguro. En esos mismos ámbitos en los que Dios está llamando a muchos de Su pueblo para saltar, aún cuando el salto es aterrador, hay DOBLE PORCIÓN de bendiciones, unción y favor esperando en el otro lado del salto.

Seguí oyéndolo decir más y más “No te fallaré, No te fallaré, todo estará bien, No te fallaré”.

¡Es tiempo de SALTAR!. El salto puede parecer aterrador pero mientras saltas dirigido por Su Espíritu, Encontrarás VIDA en el salto. Encontrarás GOZO en el salto, encontrarás PAZ en el salto. Hay más PAZ Y GOZO en el salto de FE que Él esta pidiéndote que hagas, que quedándote a la orilla de la comodidad que “se siente tan cómodo”. El Señor enviará a personas alrededor de ti que te harán triunfar, que estarán contigo, te animarán y proveerán recursos. Puedes sentir como si estuvieras saltando solo, pero no es así. El Señor está allí contigo en el salto y El está esperando ATRAPARTE después que SALTES. Él está reuniendo a otras tropas para que vengan y se pongan de pie contigo. ¡Regocíjate! Este SALTO es PARA TU BIEN porque te conducirá a una mayor intimidad con Él, avance y promoción en el Espíritu.

Hebreos 11:8-10 Por la fe, Abrahán obedeció cuando fue llamado, y salió sin saber a dónde iba, y se dirigió al lugar que iba a recibir como herencia. Por la fe, habitó en la tierra prometida como un extraño en tierra extraña, y vivió en tiendas con Isaac y Jacob, quienes eran coherederos de la misma promesa; porque esperaba llegar a la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario