TEN VALOR, COBRA ANIMO

Pero de una cosa estoy seguro: he de ver la bondad del Señor en esta tierra de los vivientes. Pon tu esperanza en el Señor; ten valor, cobra ánimo ¡pon tu esperanza en el Señor! Salmo 27:13 -14

David al igual que todos los héroes de la fe se sintieron desmayar pero siempre cobraban fuerzas en Dios, se fortalecían se levantaban y derrotaban a sus enemigos. Levántate y derriba a tus enemigos, el enemigo ya recibió una orden de desalojo. Y si tu enemigo te ruge, tu rúgele con mas fuerza porque es mas grande el que está contigo. Levántate porque es la hora de avanzar, no de llorar, ya lloraste suficiente porque hay enemigos que tu tienes que enfrentar.

Es tiempo de que confrontes a tu adversario, determínate y derríbalo, llámalo por su nombre y sácalo de tu casa y dile, ¡Te llego la hora de salir porque la orden ya se te dio!. Es tiempo que desalojes mi casa, mis finanzas, a mis hijos suéltalos, a mi esposo(a) suéltalo, y dile los sueltas por que este es mi tiempo y tu tiempo se acabó.

El Señor dice: Yo te profetizo, Pueblo Mío, que ciertamente verás la bondad del Señor en la tierra de los vivientes. No solamente en la tierra de los vivientes sino que también en la tierra en la que tú vives. El espacio que tú ocupas en esta tierra te pertenece. Es tuyo para que tengas potestad sobre él. Pues, Yo te he dado el poder de Mi Espíritu y con ese poder viene el dominio del Santísimo. Así que, levántate y toma el control. Quita el caos de tu vida. Establece la paz de Dios. Vive y mora en el gozo del Señor. Entiende que Yo estoy por ti. Yo no te defraudaré. Yo no te dejaré sin ayuda en esta tierra. Tú has sido llamado para un tiempo como este, dice el Señor tu Dios. Ustedes han sido hechos Reyes y Sacerdotes para reinar y gobernar Conmigo en Mi Reino. Yo les he dado autoridad, y Yo pondré al enemigo bajo la planta de sus pies. Sean fuertes, valientes y victoriosos. (Marsha Burns)

Oremos:

Padre, en el nombre de Jesús te ruego que me fortalezcas a través de tu amor y sabiduría. Perdóname por retirarme en los tiempos de dificultad a fin de preservar mi propio confort y seguridad. Señor Jesús, hoy elijo negarme a mí mismo, tomar mi cruz y seguirte. Soy tu siervo; recibo tu gracia que me autoriza para que pueda hablar Tu palabra y cumplir tu voluntad con valentía y amor. Rompo las palabras de intimidación y control dichas sobre mi vida por mí mismo o por otros. Rompo la atadura del temor del hombre en mi vida. Ustedes, espíritus inmundos de la oscuridad, sepan que someto mi ser a Dios y los resisto a ustedes. No les daré lugar en mi vida, por lo tanto voy en el nombre de mi Señor Jesucristo. Amén.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario