A SU TIEMPO

Por las noches, sobre mi lecho, busco al amor de mi vida; lo busco y no lo hallo. Me levanto, y voy por la ciudad, por sus calles y mercados, buscando al amor de mi vida. ¡Lo busco y no lo hallo! Cantares 3:1-2

Muchas han estado orando y esperando en el Señor por un esposo. El plan de Dios es perfecto, y quizás se hayan sentido frustradas durante este tiempo de espera por una promesa que no se ve, pero si de algo pueden estar seguras, es que el tiempo de espera ha servido para cumplir un propósito, para … Continuar leyendo