LA VICTORIA ES TUYA

El Señor te guió a través del vasto y horrible desierto, esa tierra reseca y sedienta, llena de serpientes venenosas y escorpiones; te dio el agua que hizo brotar de la más dura roca; en el desierto te alimentó con maná, comida que jamás conocieron tus antepasados. Así te humilló y te puso a prueba, para que al fin de cuentas te fuera bien. Deuteronomio 8:15-16

Somos el Pueblo de Dios y este un año de Conquista. Dios está dándonos los recursos, la fuerza y Su gracia para salir de nuestros desiertos y conquistar lo que nos pertenece por herencia. … Continuar leyendo