MIRAME A MI

Los que miraron a él fueron alumbrados, Y sus rostros no fueron avergonzados. Salmos 34:5

Las cosas que te distraen de Mi Presencia, déjalas a un lado, suéltalas y mírame a Mi. Los problemas que vienen para irritarte y agitarte, déjalos a un lado y mírame a Mi. Las preocupaciones y los problemas que enfrentas, déjalos a un lado y mírame a Mi.

Yo soy fuerte y te tengo cubierto (a). Te conozco por nombre, En Mi presencia, las preocupaciones de este mundo disminuyen. Mis brazos eternos están rodeándote. No tengas temor de venir a Mi. Yo Soy tu Escudo … Continuar leyendo