NECESITAS LA FE QUE VENCE AL MUNDO

Porque todo aquel que sea hijo de Dios vence al mundo. Nuestra fe nos ha dado la victoria sobre el mundo. ¿Quién es el que vence al mundo? El que cree que Jesús es el Hijo de Dios. 1 Juan 5:4-5

Conforme avanzamos hacia el cumplimiento de las promesas de Dios, orando y guardando en nuestro corazón cada palabra profética, he visto como se ha intensificado la guerra espiritual. Estamos en el umbral del avance espiritual, y el enemigo está frenéticamente haciendo todo lo posible para evitar que esto suceda. Al continuar los ataques, ahora no debemos temer, sino permitir que Dios nos haga poderosos. Nosotros somos más fuertes que nuestro enemigo y el plan de Dios es que avancemos en contra de él.

El Señor dice:

Este es un nuevo día. Deja el pasado atrás con firmeza y mírame a Mi para buscar dirección y guía para el futuro. Tú necesitarás Mi sabiduría y la habilidad de ejercitar el discernimiento espiritual de modo que puedas saber qué hacer y cómo enfrentar las situaciones que se presentan. Tu vida en el Espíritu es todo, dice el Señor.

Has estado pasando por un difícil sendero, pero los problemas que han surgido se están arreglando. Levántate y mira a través de los lentes espirituales de la esperanza y la fe. Eso será lo que te conducirá hacia la victoria, dice el Señor. Rehúsate a quedarte atrapado en la negatividad del pasado. ¡Se fuerte y valiente!

Cuando parecía que estabas entrando en un rompimiento, surgieron retos y están probando la fortaleza de tus intenciones. No te rindas a la primera señal de dificultad, sigue avanzando hasta que atravieses al otro lado. Se determinado en tu fe y tu confianza, y haz tu mejor esfuerzo para mantener el impulso de avance. En lugar de confiar en otras personas, confía en Mí, dice el Señor. (Bill y Marsha Burns)

Romanos 4:20-25 Abraham siempre creyó la promesa de Dios sin vacilar. De hecho, su fe se fortaleció aún más y así le dio gloria a Dios. Abraham estaba plenamente convencido de que Dios es poderoso para cumplir todo lo que promete. Y, debido a su fe, Dios lo consideró justo. Y el hecho de que Dios lo considerara justo no fue sólo para beneficio de Abraham, sino que quedó escrito también para nuestro beneficio, porque nos asegura que Dios nos considerará justos a nosotros también si creemos en él, quien levantó de los muertos a Jesús nuestro Señor. Él fue entregado a la muerte por causa de nuestros pecados, y resucitado para hacernos justos a los ojos de Dios.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario