ASUMA SU POSICION

Luego vi el cielo abierto, y apareció un caballo blanco. Su jinete se llama Fiel y Verdadero. Con justicia dicta sentencia y hace la guerra. Sus ojos resplandecen como llamas de fuego, y muchas diademas ciñen su cabeza. Lleva escrito un nombre que nadie conoce sino sólo él. Está vestido de un manto teñido en sangre, y su nombre es «el Verbo de Dios». Lo siguen los ejércitos del cielo, montados en caballos blancos y vestidos de lino fino, blanco y limpio Apocalipsis 19:11-14

En este pasaje vemos una maravillosa representación de los ejércitos del Cielo siguiendo a Cristo hacia la batalla. Dice: “Lo siguen los ejércitos del cielo, montados en caballos blancos y vestidos de lino fino, blanco y limpio”. Estos ejércitos estaban lavados en la Sangre del Cordero. Estas son las almas de los santos que partieron y volverán con Cristo cuando invada este mundo y destruya los ejércitos de las tinieblas.

El Señor en esta hora está por enviar su fuego a la Iglesia. Aquellos que no están listos, quizá no estén preparados para este fuego, pero consumirá las tinieblas en sus vidas. Serán tocados en su ser interior y se levantarán como “Caballeros vestidos de lino blanco”. Conquistarán las tinieblas en el nombre del Rey.

¡USTED ES UN CONQUISTADOR!

Usted es real en Cristo, es invencible en Cristo. Nada lo puede conquistar. Usted es más que un conquistador, es un vencedor que vencerá cualquier prueba y dificultad en su vida. Con frecuencia escucho a la gente hablar sobre las pruebas que están atravesando como si no pudieran superarlas. Necesita reconocer que no está solo. Todos atravesamos dificultades. Todos tenemos algo que enfrentar para resistir y vencer. Quizá sea una situación de salud o una crisis familiar. Quizá sea la situación financiera, su vecino o su jefe tratándolo con rudeza. Cualquiera sea el problema, tiene a Cristo como la respuesta.

Mientras le permitimos al Señor lavarnos de todas las manchas en nuestros corazones, estaremos preparados para lo nuevo que Dios tiene para nuestra vida. No tenemos que hacer nada para merecer esto. Jesús hizo todo en la Cruz. Nuestro trabajo es afirmarnos y responder a las demandas del Espíritu Santo. Él nos hablará a nuestro corazón y dirá cosas como: “Quizá sea el momento de dejar de aborrecer a tu vecino”. Usted dirá: “Sí Señor, estás en lo correcto, por favor perdóname”. Mientras respondemos a los asuntos que el Señor establece ante nosotros, nos libertará de muchas cosas que nos retuvieron.

Solo debemos permitir que Dios toque los lugares más profundos de nuestro corazón. Podemos sentir el dolor en ese lugar. Debemos establecernos en una posición para permitirle remover cada carga en nuestra vida. Debemos postrarnos en la gloria y decirle al Señor que queremos ser transformados. Lo cambiará día a día. Solo debemos dejarlas ir y permitirle al Señor que limpie el dolor de nuestra vida.

1 Juan 1:7 dice: “Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado”.

Y luego vemos una gema en Hebreos 9:14: “Si esto es así, ¡cuánto más la sangre de Cristo, quien por medio del Espíritu eterno se ofreció sin mancha a Dios, purificará nuestra conciencia de las obras que conducen a la muerte, a fin de que sirvamos al Dios viviente!”.

Una vez más, vemos en Efesios 5:26-27: “… para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra, para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable”.

Somos parte de este ejército de Dios que se está levantando. Jesús va a limpiar cada mancha y arruga de este ejército de Dios que se está levantando. Jesús limpiará cada mancha y arruga de nuestra vida. Somos “caballeros vestidos de lino blanco”. La obra de Jesús en la Cruz es suficiente para limpiarnos y hacernos libres.

Oro sobre su vida: Declaro que cada bloqueo que le impidió avanzar, ahora se cae y su camino queda desbloqueado. Será victorioso en este nuevo tiempo. El pecado que lo atrapó y lo mantuvo en vergüenza y culpa, será destruido debido a lo que hizo Jesús en la Cruz. Prepárese para su liberación. Prepárese para la nueva libertad. (Darren Canning)

Joel 2:11-14 El Señor mismo da las órdenes al frente de su ejército. Muy grandes son sus batallones, y fuertes son los que cumplen la orden. ¡Grande y terrible es el día del Señor! ¿Quién podrá resistir? La misericordia del Señor

Por eso, vuélvanse ya al Señor de todo corazón, y con ayuno, lágrimas y lamentos.—Palabra del Señor. Desgárrense el corazón, no los vestidos, y vuélvanse al Señor su Dios, porque él es misericordioso y clemente, lento para la ira y grande en misericordia, y le pesa castigar. Tal vez el Señor su Dios cambie de parecer y deje bendiciones tras de sí, es decir, trigo y vino para que le presenten ofrendas y libaciones.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario