LA BATALLA ES DEL SEÑOR

Pero ustedes no tendrán que intervenir en esta batalla. Simplemente, quédense quietos en sus puestos, para que vean la salvación que el Señor les dará. 2 Crónicas 20:17

Hoy todo lo que escuché del Señor fue “Quédate quieta, la batalla es mía” este artículo de David Wilkerson resume todo lo que necesitaba. Que sea de bendición para ti también.

No importa cuál sea su problema en estos momentos, usted simplemente no puede salir de él en sus propias fuerzas. Para poder comprender cómo el Señor nos libra de nuestras aflicciones, debemos estudiar cómo Él libró a Israel de su esclavitud. … Continuar leyendo