LOS QUEBRANTADOS VOLVERAN A FLORECER

Hasta el lugar desolado y el desierto estarán contentos en esos días; la tierra baldía se alegrará y florecerá el azafrán de primavera. Así es, habrá abundancia de flores, de cantos y de alegría. Isaías 35:1-2 NTV

Muy temprano esta mañana, el Señor me dio una visión. Estaba caminando por un desierto. Mientras caminaba por la tierra árida, pude ver a cada lado de mi camino a los quebrantados que estaban sentados en la orilla. Ellos ya no sentían deseos de luchar. Se podía ver que simplemente ya no tenían fuerzas para levantarse sobre sus pies otra vez. Yo quería acercarme y levantarlos mientras los veía en ambos lados de mi camino, Pero el Señor me tenía solo parada allí observándolos.

De repente, vi ese desierto comenzar a florecer. Agua comenzó a fluir de una roca. Yo podía ver los muros caer en las vidas de todos aquellas almas quebrantadas y las cosas que parecían imposibles para algunos, comenzaban a ocurrir a mi alrededor. Entonces escuché al Señor decir: “Primavera Levántate, sal a cantar” La arena bajo sus pies estaba caliente y tenían sed. Sin embargo, El quería que ellos cavaran en la arena. Mientras ellos comenzaban a hacerlo, el agua comenzó a brotar por todas partes de esta arena seca. El Señor comenzó a ungir esos lugares muertos y secos en la vida de estas personas que yo vi. El estaba ungiendo su dolor y sanándolos. El quería que ellos simplemente siguieran cavando, que siguieran confiando cuando toda esperanza ha fallado. Ellos verán flores brotar en su desierto una vez más y agua que fluirá de la roca.

Entonces, yo vi al enemigo escurriéndose alrededor en estado de pánico. Los muros que él pensó eran invencibles y fortificados comenzaron a caer. Eran tan pequeños y escuché al Señor decirle: ¡SE ACABO!. El enemigo fue derrotado porque lo que él pensó enorme, fracasó estrepitosamente ante el Señor. El Señor estaba llamando a los pródigos y a los quebrantados en esta visión que me dio.

Escuché al Señor decir a cada quebrantado y cansado este día: “Mi hijo llevó su quebrantamiento, Yo voy a levantaros y me manifestaré a través de los mismos lugares en donde se sienten derrotados. Yo les mostraré mi poder a través de las piezas rotas con deleite y gozo, Yo voy a coronarlos con Mi fidelidad. Les mostraré que Yo cumplo Mis promesas. Yo les traeré resurrección donde hay muerte. Los llevaré más allá de lo que han pedido o pensado. Mi deleite es coronar a un Pueblo que me ha cantado en la oscuridad, que ha estado en confusión y tristeza, pero se han levantado. Ustedes son ¡MIS VENCEDORES! Ustedes son lo que Yo voy a utilizar, porque ustedes saben que sin Mi no pueden hacer nada.

Mientras estaba allí, lo que antes estaba muerto, seco, lleno de almas rotas, ahora florecía en la Presencia del Señor. Ellos pasaron de quebranto a hermosura. En cada una de las grietas secas de su desierto encontraron diamantes.

Isaías 35:4-8 Digan a los de corazón temeroso: «Sean fuertes y no teman, porque su Dios viene para destruir a sus enemigos; viene para salvarlos». Y cuando él venga, abrirá los ojos de los ciegos y destapará los oídos de los sordos. El cojo saltará como un ciervo, y los que no pueden hablar ¡cantarán de alegría! Brotarán manantiales en el desierto y corrientes regarán la tierra baldía. El suelo reseco se convertirá en laguna y los manantiales de agua saciarán la tierra sedienta. Crecerán las hierbas de pantano, las cañas y los juncos donde antes vivían los chacales del desierto. Un gran camino atravesará esa tierra, antes vacía; se le dará el nombre de Carretera de la Santidad. Los de mente malvada nunca viajarán por ella. Será solamente para quienes anden por los caminos de Dios; los necios nunca andarán por ella.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario