REFUGIO EN MEDIO DE LA TORMENTA

¡Vamos, pueblo mío, entra en tu aposento y cierra tras de ti la puerta! ¡Escóndete por un breve instante, hasta que haya pasado la indignación! Isaías 26:20

Escóndete en Mi, dice el Señor, cuando parezca que no tienes ningún control sobre tus circunstancias. Rehúsate a permitir que tus emociones te saquen de curso. Ubícate en la posición de fe que te dará la sabiduría necesaria para pasar a través de este momento difícil. Yo te ayudaré, pero debes aquietar tu alma de modo que puedas recibir dirección espiritual.

Salmos 42:5 ¿Por qué te desanimas, alma mía? ¿Por qué te inquietas … Continuar leyendo