GUIA PARA EL AYUNO DE ESTER

«Ve y reúne a todos los judíos que están en Susa, para que ayunen por mí. Durante tres días no coman ni beban, ni de día ni de noche. Yo, por mi parte, ayunaré con mis doncellas al igual que ustedes. Cuando cumpla con esto, me presentaré ante el rey, por más que vaya en contra de la ley. ¡Y si perezco, que perezca!» Ester 4:16

Hoy iniciamos nuestro AYUNO DE ESTER. Durante los próximos tres días (6, 7 y 8 de Julio) estaremos enfocadas en llevar al Rey nuestras peticiones. El ayuno de Ester, fue determinante, contundente e impactante que conmovió las estructuras espirituales, sociales, económicas, religiosas, morales, políticas y gubernamentales. Este ayuno es propicio para momentos donde el asedio del enemigo ha llegado a extremos emitir decretos de muerte.

¿Qué es el ayuno de Ester?

Según Ester 4:15 son tres días sin comer ni beber alimento sólido. Tomando únicamente agua. Si no tienes costumbre de ayunar de esta manera, puedes tomar jugos 100% naturales sin azúcar y jugos vegetales 100% naturales. De preferencia te de hierbas en lugar de café.

La práctica del ayuno fue enseñada por Jesús (Mateo 6:16-17 y 9:15), ejercida por la iglesia (Hechos 13:2), y ha sido la disciplina regular de los creyentes en toda la historia de la iglesia.  Ayunar es abstenerse de comida, bebidas o entretenimiento por un periodo de tiempo que crea un beneficio para nuestro espíritu, alma o cuerpo. La oración y el ayuno no deben ser una carga o un deber, sino más bien deben ser una celebración consagrada a la bondad y misericordia de Dios para con Sus hijos. Hay muchas variaciones de estos ayunos y existen beneficios espirituales para cada uno de estos, cuando somos capaces de dedicar el tiempo utilizado en la comida a enfocarnos en Dios y servir a los demás

Beneficios del Ayuno

Mientras que el impacto físico de ayuno es real, los beneficios espirituales del ayuno son innegables. Cualquier ayuno debe hacerse de todo corazón y sabiduría cuando se trata de nuestro cuerpo físico; debemos honrar el templo del Espíritu Santo (nuestro cuerpo). Cuando oras y ayunas (dos palabras que van de la mano) persigues a Dios en tu vida y te abres a experimentar tu dependencia en Dios, pero no es fácil. Para tener algo que nunca hayas tenido a veces tienes que hacer algo que nunca antes hayas hecho.

Beneficios Espirituales: Te acerca a Dios, te hace sensible a Su voz, te ayuda a romper adicciones, nos muestra nuestra debilidades y nos ayuda a enfocarnos y confiar en Dios como nuestra fortaleza. En el caso de Ester, ella encontró gracia y favor de Dios para cumplir su destino. (Ester 4:16 y 5:1-2)

Beneficios Mentales y Emocionales: Libera la ansiedad y el nerviosismo, puede aumentar la tranquilidad, libera tu mente de pensamientos y sentimientos negativos, aclara tus pensamientos.

Beneficios Físicos: Ayuda a eliminar la adicción al azúcar y los almidones, te ayuda liberar las toxinas de tu cuerpo, promueve niveles de energía saludables, mejora tu piel, promueve el balance hormonal.

Enfócate en lo Importante

El ayuno te ayuda a enfocar tu espíritu, corazón y mente en Dios y no en tus deseos naturales. Antes de ayunar puedes hacer una lista de elementos que mantendrás en oración y orar por ellos durante los tiempos de comida o cuando sientas hambre. Pídele a Dios que obre en esas areas de tu vida. En este caso estamos enfocadas en la SOLTERIA. Te daré cinco puntos importantes pero tu puedes agregar los que tu consideres para la relación que esperas.

  1. Pídele a Dios que te ayude a hacer Su voluntad a la hora de encontrar a alguien con quien compartir tu vida.
  2. Pídele a Dios que te prepare para ser alguien que tenga mucho que ofrecer antes de demandar
  3. Pídele a Dios sabiduría para tomar decisiones con la mente y el corazón de Dios, para escoger a tu futuro cónyuge con el corazón no con la cabeza.
  4. Haz con Dios un pacto de guardarte pura para la persona que El tiene para ti
  5. Pídele a Dios un hombre que posea la visión del matrimonio centrado en Cristo

Pasa tiempo cada día buscando a Dios y leyendo tu Biblia. Puedes tomar una caminata o apartarte un tiempo cada día para buscar más de Dios. Pon una predica en YouTube o retoma un libro cristiano favorito para alimentar tu alma. Después de todo se trata de tu relación con Dios, no tu rendimiento. También te recomendamos que puedas llevar un diario para que puedas escribir lo que Dios está hablando a tu vida y en la dirección que te está guiando. Mientras más buscas de Dios, será más fácil escuchar la voz hacia tu vida.

Ayunar y orar con el fin de humillarte y purificar tu adoración. En el ayuno no estamos tratando de obtener algo de Dios, sino que busca volver a alinear los afectos de nuestro corazón con los suyos. En el ayuno podemos decir más fácilmente, “Te queremos, Señor, más que nada en el mundo.” El ayuno nos permite purificar el santuario de nuestros corazones de todos los demás rivales.

No presumas de tu ayuno. Que la gente sepa que no vas a comer sólo si es necesario (Mateo 6:16-18).

Haz el ayuno con otra persona. ¡Dos son mejor que uno! Recomendamos a quienes puedan hacerlo con un grupo de amigas para animarse unas a otras.

La Importancia de tomar mucha Agua

El cuerpo está creado por 60-70% de agua, y el cuerpo necesita agua para hacer nuevas células de todo tipo incluyendo células sanguíneas, células óseas y células de la piel. Adicionalmente cada órgano y sistema corporal necesita agua para funcionar correcta y sanamente. Del mismo modo, beber suficiente agua mantiene el sistema linfático en forma para que los desechos y las toxinas se eliminan del cuerpo. El agua también mantiene las articulaciones lubricadas, proporciona nutrientes al sistema nervioso, ayuda al transporte de oxígeno en la sangre y otros nutrientes esenciales a las células, e incluso hace que el corazón no tenga que trabajar tan duro para bombear la sangre a través de su cuerpo. El agua regula el metabolismo, y ayuda en el control de la temperatura corporal y la digestión. Una ventaja añadida es que la ingesta de agua adecuada hidrata células de la piel y les da volumen hacia arriba. El cerebro, que es alrededor de 75% de agua, debe mantenerse hidratado, de lo contrario dirigirá agua de otras zonas del cuerpo si no la consigue. Obtener suficiente agua también mantiene tu metabolismo en movimiento y puede ayudarte sentirte más llena.

Preguntas Frecuentes

¿Puedo ayunar si padezco alguna enfermedad o tomar medicina durante el ayuno?

Si tienes alguna condición de salud, consulta con tu medico o profesional de salud antes de iniciar cualquier tipo de ayuno.

¿Puedo experimentar efectos secundario?

Algunas personas sienten efectos secundarios, tales como hinchazón, dolores de cabeza, fatiga y dolor muscular mientras su cuerpo se adapta a los cambios en los hábitos alimenticios, estos incluso suelen ser causados por la reducción de almidones y azúcares en nuestro cuerpo. Por lo general, estos síntomas desagradables van a disminuir después de los primeros días. El agua potable puede ayudar a limpiar su sistema y brindar un alivio más rápido. Consulta con un médico antes del ayuno, especialmente si usted tienes alguna preocupación o condiciones médicas existentes. Si eres menor de 18 años de edad, discute tu deseo de ayunar con tus padres o cobertura líder de iglesia. Recuerda, el ayuno es una actitud del corazón. Pregúntales si considerarían ayunar contigo.

Muy importante

Prepárate para la oposición. En el día de tu ayuno puedes estar segura que tendrás muchas tentaciones de comida. Tu familia o amigos de repente se sentirán inspirados para cocinar sus comidas favoritas. No desistas. Muchas veces se puede sentir más tensión acumulada en casa. Satanás tentó a Jesús en el ayuno, y hay que esperar lo mismo. El desánimo puede venir como una inundación, pero hay que reconocer la fuente y tomar su posición en la victoria de Cristo.

Si fallas, no ceder a la condena. El “ayunar o no ayunar” es un dilema que puede ser una herramienta importante del enemigo. A pesar de que tu puedes fallar muchas veces, Dios siempre extiende Su gracia. Simplemente presiona el botón “borrar” y continúa tu ayuno. Los avances vienen a menudo después de un ayuno, no durante el mismo. No hagas caso a la mentira de que no pasa nada. Es nuestra convicción de que cada hecho rápido en la fe será recompensado.

Como Finalizar un Ayuno

Finaliza el ayuno gradualmente. Rompe tu ayuno con una comida ligera y fácil de digerir (es decir, una libra de uvas, una manzana rallada, sandía, verduras al vapor o sopa de verduras. Recuerda que tu cuerpo viene de tres días de no comer. Luego en la tarde puedes comer frutas, siempre sin excederte.

Un ayuno de tres días o más nunca debe ser finalizado con el consumo de una comida normal (incluyendo las proteínas de origen animal, pan, azúcar, productos lácteos y alimentos procesados), ya que estos alimentos pesados ponen una tensión severa y shock en los órganos digestivos que han estado descansando a lo largo del ayuno. El comer en exceso después de un ayuno puede producir molestias graves (dolores de estómago, náuseas y debilidad).

El ayuno es el arma que empuja nuestra oración, es el ejercicio que nos da el poder contra las asechanzas del enemigo. Este es un momento para fluir, rebosar y desbordarse en la Presencia de Dios. El está formando un nuevo cauce y ahora está haciendo que la corriente del río de su Espíritu nos inunde. Nunca subestimes el potencial de un encuentro de adoración. Unos pocos instantes en la presencia del Rey pueden cambiar tu destino para siempre. Es el favor de Dios el que va a promoverte aunque en este momento tu pienses que eres la última en la lista de espera.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario