UNA PALABRA DE ANIMO

Feliz el hombre a quien sus culpas y pecados le han sido perdonados por completo. Feliz el hombre que no es mal intencionado y a quien el Señor no acusa de falta alguna. Salmo 32:1-2

Leí hoy esta palabra de la Profeta Alejandra Quiros y se que alguien la necesita en este momento. Nosotros podemos llenarnos de temor al pensar que lo único que merecemos es castigo, desde luego el pecado en si mismo tiene dolorosas consecuencias. Sin embargo; la misericordia del Señor triunfa sobre el juicio (Santiago 2:13). Dios no nos ve a través de nuestro pecado, sino redimidos … Continuar leyendo