¡CONQUISTA TUS MIEDOS! ¡ES TIEMPO DE AVANZAR!

En medio de todos nuestros problemas, estamos seguros de que Jesucristo, quien nos amó, nos dará la victoria total. Romanos 8:37 TLA

El enemigo no se va a rendir fácilmente, pero si nos disponemos a pelear la buena batalla de la fe, conquistaremos nuestra tierra prometida. ¡Hay que luchar!. Necesitamos ser fieles para hacer nuestra parte en el tiempo de transición para llegar al tiempo “KAIROS” del cumplimiento con el favor de Dios. Resistamos, lo mejor está por revelarse a nuestra vida, recordemos que Dios nos ama y está en control de todo lo que nos está pasando. El es el Dios que nos consuela en todas nuestras tribulaciones, El es el camino, la verdad y la vida. No nos dejará ni nos desamparará. Usemos la autoridad que Jesucristo nos entregó para acallar la voz del enemigo. Apliquemos la sangre de Jesús sobre nosotros y nuestras familias, resistamos al enemigo. Se alejará de nosotros aterrado. Si en primer lugar hacemos lo que Dios quiere que hagamos, Él hará por nosotros lo que nosotros no podemos hacer por nosotros mismos.

El Señor dice:

Muchos de ustedes, hijos Míos, están en un conflicto. Es como si estuvieran atrapados entre dos sentimientos simultáneos pero incompatibles. Esto es porque no ha terminado la temporada pasada y están entrando en la próxima. Están en una transición. Lo que está pasando no ha terminado aún y lo que viene no ha llegado. Este es un tiempo en el cual deben ser pacientes y permitir que MI GRACIA los sustente dice el Señor. Esto también pasará. Alejen de ustedes las cosas que evitan que te acerques a Mi en la simplicidad de la fe. Yo te hablo de aquellas cosas que te causan estrés y por las que te preocupas. Tú debes abandonar todo aquello que te impide caminar en el Espíritu. Tú no puedes vivir en temor y estar en el Espíritu al mismo tiempo. Tú debes escoger la mejor posición para tener una dulce comunión conmigo, dice el Señor. (Marsha Burns)

2 Corintios 12:9-10 pero él me ha dicho: «Con mi gracia tienes más que suficiente, porque mi poder se perfecciona en la debilidad.» Por eso, con mucho gusto habré de jactarme en mis debilidades, para que el poder de Cristo repose en mí. Por eso, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en las afrentas, en las necesidades, en las persecuciones y en las angustias; porque mi debilidad es mi fuerza.

Romanos 4:20-25 Abraham siempre creyó la promesa de Dios sin vacilar. De hecho, su fe se fortaleció aún más y así le dio gloria a Dios. Abraham estaba plenamente convencido de que Dios es poderoso para cumplir todo lo que promete. Y, debido a su fe, Dios lo consideró justo. Y el hecho de que Dios lo considerara justo no fue sólo para beneficio de Abraham, sino que quedó escrito también para nuestro beneficio, porque nos asegura que Dios nos considerará justos a nosotros también si creemos en él, quien levantó de los muertos a Jesús nuestro Señor. Él fue entregado a la muerte por causa de nuestros pecados, y resucitado para hacernos justos a los ojos de Dios.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario