TOMA MIS LAGRIMAS EN TU REDOMA

Tú has visto mi sufrimiento, has recogido mis lágrimas. ¿Acaso no tienes todo eso registrado en tu libro? Mis enemigos huirán cuando yo pida tu ayuda. Yo sé que Dios está de mi parte. Salmos 56:8-9

Hay muchas cosas en la vida que pueden llenarnos de amargura, la muerte de un ser querido, un divorcio, un hijo pródigo, una enfermedad, una pérdida económica etc. Nos amargamos tanto que no podemos ver los rayos de luz y esperanza. Lo cierto es que, aunque duele cuando esto pega contra la carne, no debemos permitir que nos esclavice, no vale la pena. Lo vemos en la vida de Ruth y Noemí, y como Dios obró en los momentos más difíciles. Dios es la realidad que todo lo comprende, todo lo abarca y todo lo gobierna.

Efesios 1:11 Dios nos eligió por medio de Cristo para ser su pueblo, tal como ya lo tenía planeado, pues él actúa de manera que todo lo que suceda salga de acuerdo con su voluntad.

Donde hay un corazón lleno de tristeza, un par de labios que levantan clamor en medio de la angustia, un profundo gemido o un suspiro de arrepentimiento, el corazón de Dios se abre al amor, a la compasión, a la misericordia. El anota ese caso en el libro de Sus memorias; pone nuestras oraciones, como si fueran pétalos de rosa entre las páginas de su libro de memorias y cuando al fin, ese libro sea abierto, saldrá de el preciosa fragancia.

¡Levántese ahora!. Dios no está enojado con usted. Y no permitirá que caiga. Él sabe que esta situación es demasiado para usted. Él le dará fuerza sobrenatural. Él le dará lo que necesita para seguir hacia adelante. Pídale al Espíritu Santo que sane el dolor que lleva en su alma y cambie su lamento en baile.

El Señor dice:

“Yo le hablo a todos aquellos que han estado luchando con el dolor y la tristeza. Deben comprender que dejar atrás su dolor no es traicionar a aquellos por los que guardan luto. Sus lágrimas son sagradas. Pero, este es un nuevo día en el cual pueden reposicionarse en la esperanza de los nuevos comienzos. Renuévense permitiendo que la vida renazca en ustedes, dice el Señor. Yo estoy con ustedes.” (Marsha Burns)

Isaías 61:1-3 El Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros, a pregonar el año del favor del y el día de la venganza de nuestro Dios, a consolar a todos los que están de duelo, y a confortar a los dolientes de Sión. Me ha enviado a darles una corona en vez de cenizas, aceite de alegría en vez de luto, traje de fiesta en vez de espíritu de desaliento.

Con amor y oraciones,

 Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario