YO ESTOY CANTANDO LEVANTATE Y RESPLANDECE

»¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti! Mira, las tinieblas cubren la tierra, y una densa oscuridad se cierne sobre los pueblos. Pero la aurora del Señor brillará sobre ti; ¡sobre ti se manifestará su gloria! Las naciones serán guiadas por tu luz, y los reyes, por tu amanecer esplendoroso. Isaías 60:1-3

El Señor está guiando a muchos hacia nuevos “espacios estratégicos” y puertas hacia nuevas realidades que ahora se están abriendo.

Hace poco tiempo pude ver los “CAMBIOS EN MARCHA” sobre el Cuerpo de Cristo, el Señor está trayendo cambios en algunas circunstancias, un cambio de enfoque sobre la dirección de destino. Muchos han sentido lo que viene, una sensación casi de indefinición por la transición, pero sin ver las puertas abiertas hacia lo que este cambio significa.

Literalmente se están comenzando a abrir las puertas hacia nuevas realidades y cambios. El Señor está por resaltar y confirmar las nuevas dimensiones hacia las cuales está llevando a muchos de Sus hijos en este tiempo de maneras sobrenaturales. Me mantuve oyendo las palabras: “ESTOY CANTANDO ¡LEVANTATE Y RESPLANDECE!” Pude ver que el Señor cantaba eso sobre nosotros, anticipando la mañana de un nuevo día que estamos a punto de vivir. Sin embargo, también es un tiempo para pararse en dimensiones mayores de nuestro destino y brillar en esas áreas.

Muchos de los que permanecieron abrazando el fuego y el proceso del Señor, están por verse en lugares de promoción e influencia significativa para el Reino. Hay nuevas asignaciones que el Señor estará impartiendo todo el año, pero ahora se están incrementando significativamente en número, provisión y manifestación.

NUEVOS MANTOS Y ASIGNACIONES

Mientras observaba al Señor sosteniendo estos mantos nuevos, parecían mucho más grandes que la gente que tenía que usarlos. Tenía una sensación de que estas personas fueron preparadas “PARA UN TIEMPO COMO ESTE”, porque su intimidad con el Señor era más profunda y su carácter había sido trabajado significativamente. También había un lugar de dependencia profunda del Señor todo el tiempo para funcionar en esta nueva unción y crecer en el conocimiento sobre cómo operar en ella. El Señor estaba dando a luz esa hermosa dependencia en Su pueblo por medio de nuevos mantos, no solo para que crezcan dentro de ellos, sino en su operación.

Pude ver al Señor introducir a cada una de estas personas en un nuevo “espacio estratégico”. Estas nuevas asignaciones y mantos no eran algo sobre lo cual se hubieran parado antes, entonces el terreno era completamente desconocido. Pude ver a Jesús sentado en una mesa con estas personas y presentando nuevas estrategias, enseñándoles de una nueva manera y revelándoles profundamente las Escrituras que necesitarían para moverse en estas nuevas estrategias.

Mientras estaba sentado y los entrenaba, los vientos de aceleración soplaban con fuerza alrededor de ellos. Cuando soplaban estos vientos, pude ver huestes de ángeles que los rodeaban declarando: “Bienvenidos al Campo de entrenamiento acelerado del Espíritu Santo”. El pueblo de Dios comía un rollo tras otro, mientras los inundaba la impartición.

¡NUEVAS ESTRATEGIAS MIENTRAS SE INVOLUCRAN!

Pude oír a Jesús hablándoles: “Las cosas que demoraron años en aprender en lo natural, las podrán asimilar en momentos por medio de Mi Espíritu”. Había tanta activación y revelación ocurriendo que eran como mareas. Las estrategias tenían niveles y manifestaciones completamente nuevos, pero había mucha más facilidad y gracia. Toda la atmósfera estaba electrizada con las palabras: “¡Promoción! ¡Promoción! ¡Promoción!”. Esa anticipación y emoción se debía a lo que el Señor estaba haciendo. Mientras esto ocurría en el Espíritu. En lo natural el Pueblo de Dios se estaba moviendo en nuevas asignaciones en la tierra, con un nivel elevado de gracia, naturalidad, unción y realeza.

Isaías 22:22 dice: “Sobre sus hombros pondré la llave de la casa de David; lo que él abra, nadie podrá cerrarlo; lo que él cierre, nadie podrá abrirlo”. Esta palabra inundaba todo. Donde había nerviosismo o temor, decían “JESUS, NO SABEMOS COMO LO VAS A HACER”. Cuando se afirmaban en esa palabra, todo lo que el Señor estaba depositando en ellos en el lugar secreto brotaba como una inundación, mientras fluía la unción.

Se están por abrir para muchos de nosotros nuevas dimensiones y puertas mayores de lo que podríamos imaginar, porque fuimos preparados para un tiempo como este. “Mientras avanzamos”, debemos saber que en nuestro lugar secreto estamos en el campo de entrenamiento del Espíritu Santo. Necesitamos recordar que el Señor va delante de nosotros y avanza con nosotros. Debemos permitir que esas raíces de dependencia de Jesús se profundicen mientras estamos llamados a alejarnos cada vez más de nuestra “ZONA DE COMODIDAD”.

Estamos creciendo en estos nuevos mantos y asignaciones que nos permitirán recibir la impartición y la revelación de las nuevas estrategias mientras avanzamos. Veremos la gloria de Dios en estas puertas levantándose sobre nosotros y a través de nosotros de maneras como nunca antes imaginamos, para entrar en nuevas dimensiones de influencia. Tendremos la revelación, la sabiduría y las invenciones ingeniosas del Señor que comenzarán a conformar y cambiar las atmósferas, los pueblos, las ciudades y las naciones. (Lana Vawser).

Isaías 60:15-16 »Aunque fuiste abandonada y aborrecida, y nadie transitaba por tus calles, haré de ti el orgullo eterno y la alegría de todas las generaciones. Te alimentarás con la leche de las naciones, con la riqueza de los reyes serás amamantada. Sabrás entonces que yo, el Señor, soy tu Salvador; que yo, el Poderoso de Jacob, soy tu Redentor.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario