DECLARACIONES PROFETICAS PARA EL NUEVO AÑO

En realidad, dice: «El mensaje está muy al alcance de la mano, está en tus labios y en tu corazón». Y ese mensaje es el mismo mensaje que nosotros predicamos acerca de la fe Romanos 10:8

Hay poder en hacer declaraciones y decretos sobre nuestra vida para alinearnos con la Palabra de Dios. Job 22:28 dice: “Tendrás éxito en todo lo que emprendas, y en tus caminos brillará la luz”.

Mientras el mundo se encuentró sumergido en una crisis profunda a lo largo de este año, nos debemos levantar por encima de eso para poder entrar en el reposo de Dios y prepararnos para el avivamiento que viene. Encontrará una nueva arma para pelear cuando combine la adoración con un estilo de música de declaración y la oración. Hay poder en hacer declaraciones y decretos sobre su vida para alinearnos con la PALABRA DE DIOS.

Estas 17 declaraciones proféticas también están en mi libro “Profecías para el 2016” y lo ayudarán a hacer los cambios radicales en su vida que en este tiempo lo prepararán para las cosas nuevas que Dios estará manifestando en el 2017 y en adelante.

  1. Declaro y decreto que este año Dios oyó nuestro clamor por misericordia y las cosas se estarán revirtiendo. Salmo 116:1–2 dice: “Yo amo al Señor porque él escucha mi voz suplicante. Por cuanto él inclina a mí su oído, lo invocaré toda mi vida”.
  1. Declaro la apertura de las puertas celestiales y las puertas antiguas que nos llevarán a una relación más profunda con mi Padre. Salmo 24:7 dice: “Eleven, puertas, sus dinteles; levántense, puertas antiguas, que va a entrar el Rey de la gloria”.
  1. Decretamos un tiempo de renovación y aumento de nuestras fuerzas en la presencia de nuestro Padre. Isaías 40:31 dice: “… pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán”.
  1. Declaramos que los tiempos de desesperación y desilusiones llegaron a su final, este es un año de aperturas repentinas positivas. Proverbios 13:12 dice: “La esperanza frustrada aflige al corazón; el deseo cumplido es un árbol de vida”.
  1. Declaro que seremos ministros de reconciliación para remover las injusticias y traer sanidad a la gente por dondequiera que vayamos. 2 Corintios 5:18 dice: “Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación…”.
  1. Nos ponemos de acuerdo con las cosas nuevas que traerán una renovación espiritual para todos los que estuvieron en el desierto. Isaías 43:18–19 dice: “Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados”.
  1. Declaramos un nuevo día, mientras la luz de Dios brilla en y a través de nosotros. Isaías 60:1 dice: “¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti!”.
  1. Ayúdanos a poder ensancharnos y recibir todo lo que tienes para nosotros. Isaías 54:2 dice: “Ensancha el espacio de tu carpa, y despliega las cortinas de tu morada. ¡No te limites! Alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas”.
  1. Padre, enséñanos a amar como tú nos amas. Mateo 22:37–40 dice: “‘Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente’, le respondió Jesús. Éste es el primero y el más importante de los mandamientos. El segundo se parece a éste: ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo’. De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas”.
  1. Danos la sabiduría para ayudar a aquellos que necesitan el amor de Dios. Lucas 1:17 dice: “Él irá primero, delante del Señor, con el espíritu y el poder de Elías, para reconciliar a los padres con los hijos y guiar a los desobedientes a la sabiduría de los justos. De este modo preparará un pueblo bien dispuesto para recibir al Señor”.
  1. Danos a habilidad para perdonar y no juzgar a otros. Lucas 6:37–38 dice: “No juzguen, y no se les juzgará. No condenen, y no se les condenará. Perdonen, y se les perdonará. Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes”.
  1. Señor, recibimos con gozo toda la poda que sea necesaria en nuestra vida para que podamos perseverar en tu voluntad. Juan 15:5–6 dice: “Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada. El que no permanece en mí es desechado y se seca, como las ramas que se recogen, se arrojan al fuego y se queman”.
  1. Decretamos que este año entraremos en un lugar de mayor autoridad para ver respuestas a las cosas que pedimos en oración. Juan 15:7 dice: “Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá”.

  1. Nos ponemos de acuerdo con las promesas de Dios para derramar su Espíritu sobre nuestros descendientes y declaramos que los veremos creciendo rápido y fuertes. Isaías 44:3–5 dice: “… que regaré con agua la tierra sedienta, y con arroyos el suelo seco; derramaré mi Espíritu sobre tu descendencia, y mi bendición sobre tus vástagos, y brotarán como hierba en un prado, como sauces junto a arroyos. Uno dirá: ‘Pertenezco al Señor’; otro llevará el nombre de Jacob, y otro escribirá en su mano: ‘Yo soy del Señor’, y tomará para sí el nombre de Israel”.

  1. Se abren oportunidades para que podamos ver quiénes necesitan un toque más profundo del Señor y llevarles sanidad a la gente que fue herida y rechazada. Lucas 14:21 dice: “El siervo regresó y le informó de esto a su señor. Entonces el dueño de la casa se enojó y le mandó a su siervo: ‘Sal de prisa por las plazas y los callejones del pueblo, y trae acá a los pobres, a los inválidos, a los cojos y a los ciegos’”.
  1. Oramos para que se suelte el sonido del Cielo e invada la Tierra. Apocalipsis 14:2 dice: “Oí un sonido que venía del cielo, como el estruendo de una catarata y el retumbar de un gran trueno. El sonido se parecía al de músicos que tañen sus arpas”.
  1. Declaramos y decretamos que este año viviremos nuestras vidas por encima de toda la negatividad que nos rodea, concentrándonos en las puertas de oportunidades para ver todo lo que Dios está haciendo. Apocalipsis 4:1 dice: “Después de esto miré, y allí en el cielo había una puerta abierta. Y la voz que me había hablado antes con sonido como de trompeta me dijo: ‘Sube acá: voy a mostrarte lo que tiene que suceder después de esto’”.

Mi oración por usted es que pueda encontrar en estas declaraciones algo que lo ayude para poder avanzar en Dios. Quiero alentarlo a buscar cada día más y no conformarse con menos. Me pongo de acuerdo en oración para que reciba su apertura durante este año y en el 2017. Este es un tiempo donde necesitaremos ser más proactivos que nunca para avanzar hacia el próximo nivel. (Doug Addison)

 Hebreos 4:12 Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.

2 Timoteo 3:16-17 Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario