NUNCA TE DES POR VENCIDO

Por la fe Abraham, cuando fue llamado para ir a un lugar que más tarde recibiría como herencia, obedeció y salió sin saber a dónde iba. Por la fe se radicó como extranjero en la tierra prometida, y habitó en tiendas de campaña con Isaac y Jacob, herederos también de la misma promesa, porque esperaba la ciudad de cimientos sólidos, de la cual Dios es arquitecto y constructor. Hebreos 11:8-10

Estamos en medio de una transición masiva en el Espíritu. Dios nos está llevando hacia un tiempo de cumplimiento de todo lo que El ha estado hablando en los últimos … Continuar leyendo