PIDAMOS POR LA PAZ DE NUESTRAS CIUDADES

 

Procuren la paz de la ciudad a la que permití que fueran llevados. Rueguen al Señor por ella, porque si ella tiene paz, también tendrán paz ustedes. Jeremías 29:7

En respuesta al creciente malestar y la violencia en las calles, es fundamental que los creyentes en el ámbito local se levanten en oración y declaren el Señorío de Cristo sobre sus comunidades. Este es el momento en el cual la voz del Señor tiene que ser escuchada. En lugar de sentarnos a esperar a ver lo que nuestro adversario espiritual hará, este es un momento de recordar lo que nuestro Dios está haciendo. Debemos recordar la autoridad que tenemos en la oración para cambiar la historia. No somos víctimas indefensas esperando ser emboscadas. Somos más que vencedores en Cristo y podemos clamar no sólo para pedir su intervención, sino para que se cumplan los propósitos de Dios.

Utilice las escrituras y oraciones adjuntas para declarar la paz y el propósito de Dios en su propia comunidad. Unase a otros para clamar y cambiar el curso de los acontecimientos a través de su intercesión. No solo leamos las noticias, nosotros podemos hacer noticia a través de nuestras oraciones. Dios responderá si nos ponemos de acuerdo en que Su voluntad se cumplirá como en el cielo así también en la tierra.

Para establecer el Señorío de Cristo y la paz de Dios en su comunidad, clame por:

LIMPIAR LA IDOLATRIA Y EL DOBLE ANIMO:

Señor, perdónanos por los ídolos en nuestra tierra. Confesamos que hemos visto atracciones carnales y entretenimiento. La fama y la acumulación de bienes materiales han ocupado Tu lugar. Límpianos para no dividir nuestros corazones y mentes y danos un corazón integro, para que podamos servirte completamente y sin reservas. Lávanos con Tu Palabra danos un espíritu nuevo que haga que andemos en tus caminos (1 Juan 2:16; Santiago 1: 8; Ezequiel 36: 26-27). Arrepiéntanse de cualquier lugar, persona o cosa que se haya convertido en un ídolo en su vida, familia y ciudad.

QUE EL TEMOR DEL SEÑOR SEA CON MI CIUDAD

Elegimos vivir en el temor del Señor y no en el temor al hombre. Nos comprometemos, Oh Dios, a temer Tu nombre por encima de todos lo demás y mirarte a Ti como la única fuente de vida, de libertad y todo lo bueno. Señor, danos un solo corazón y acción, de modo que siempre temamos al Señor por nuestro propio bien y el bien de nuestros hijos. Que el temor del Señor repose sobre nuestras familias, nuestras iglesias, nuestros negocios y escuelas, nuestro gobierno y todos los sectores de nuestra ciudad para que nos vaya bien y Tu Pacto se mantenga seguro. (Santiago 1:17, Proverbios 14 : 26, Jeremías 32: 38-41, Salmo 25: 12-14)

QUE LAS HUESTES ANGELICALES CUMPLAN SU MISION

Padre, te damos gracias por los ángeles que han sido enviados para ayudarnos en esta batalla. Pedimos y reconocemos su presencia en nuestra ciudad para custodiar, mantener y proteger a todos los ciudadanos de cualquier daño. Bendecimos sus asignaciones en la batalla contra cualquier enemigo del reino y que hagan retroceder a las fuerzas del mal en nuestro nombre. Te damos las gracias porque esta batalla no es nuestra, sino Tuya (Salmo 34: 7, Salmo 91:11, Hebreos 12:22).

 QUE SE ESTABLEZCA EL ALTAR DE TU PRESENCIA

Señor, establece nuestra ciudad como un lugar en donde mora Tu presencia, una luz en la oscuridad, y un refugio para los perdidos. Levantaremos oración y altares de adoración en nuestra región, que continuamente ofrezcan sacrificios de alabanza y acción de gracias, para dar la bienvenida a su gobierno y reino en esta tierra. Expon y elimina cualquier y todos los lugares de culto idolatrico que atraen la oscuridad y prestan sus altares ineficaces e impotentes. Nos dedicamos a buscar todos los días Tu rostro y a conocer Tu corazón por el bien de Tu reino (Ezequiel 37: 26-28, Isaías 66: 1, Salmo 27: 8).

QUE LA PAZ DEL SEÑOR CUBRE LA TIERRA

Hablamos paz a cada tormenta que el enemigo trate de provocar y hablamos paz a cada corazón que está en problemas. Declaramos que nuestra comunidad es una ciudad de paz y descanso, rechazamos y resistimos cualquier espíritu de inquietud, temor, y violencia que quiera entrar. Declaramos que la bondad de Dios y Su gobierno nos cubre con su sombra y desplaza toda obra de oscuridad que busca robar, matar y destruir nuestra fe en Dios. Mayor es el que está en nosotros que él que está en el mundo. Decretamos al Príncipe de Paz como gobernante de nuestra tierra y que Su soberanía reposa sobre sus hombros y su Reino no tendrá fin (Marcos 4:39, Éxodo 33:14, Salmo 91: 1, Isaías 9: 6)

 QUE SEA ESTABLECIDO UN LIDERAZGO PIADOSO

Padre, te pedimos que un liderazgo piadoso sea establecido firmemente en nuestra comunidad, y que cada falsificador, rebelde y traidor sea quitado. Te pedimos que los que han sido llamados y designados para liderar en esta hora sean revelados, reconocidos, y afirmados, posicionados y colocados en los lugares que les hayan asignado. Hablamos bendición a cada pastor en nuestra ciudad, cuyo corazón está totalmente rendido a Ti y pedimos un aumento de gracia y favor sobre su vida. Que todos los sectores de nuestra comunidad sean influenciados y guiados por líderes que están totalmente alineados con Tu corazón y Tus propósitos (Éxodo 18:21, Proverbios 16: 7, Hebreos 13: 7, 2 Timoteo 2:15).

 QUE LA SABIDURIA Y EL CONOCIMIENTO SEAN REVELADOS

Señor, danos Tu sabiduría, conocimiento e inteligencia para revelar y exponer los secretos de las tinieblas y sacarlos a luz. Que tu Santo Espíritu, nos muestre Tus caminos, para discernir correctamente entre el bien y el mal, para que podamos caminar en verdad e integridad. Que veamos crecer a nuestros hijos e hijas como embajadores de Tu Reino y representantes del cielos. Que podamos operar con un incremento de sabiduría y discernimiento para atraer a los no creyentes y demostrar el poder y la autoridad de Tu reino (Daniel 2: 21-22, 1 Corintios 2: 7-10).

Padre, declaramos que nuestra comunidad está bajo el señorío de Cristo y bajo el dominio de los cielos, que es posible que sea conocida y que toda rodilla se doblará y toda lengua confesará que, Jesús es el Señor. Amén. (Wanda Alger)

Jeremías 29:12-13 »Entonces ustedes me pedirán en oración que los ayude, y yo atenderé sus peticiones. Cuando ustedes me busquen, me hallarán, si me buscan de todo corazón.

Jeremías 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

2 Cronicas 7:14 Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario