VERDES COMO OLIVOS

Tuve un sueño como a la una de la mañana. Supe que era de Dios porque había estado oyendo la palabra “verde” durante semanas, pero no le presté mucha atención. Luego tuve un sueño que confirmó que la palabra verde venía del Señor. En mi sueño tenía una mano en el agua y llevaba un anillo con una piedra verde. La piedra brillaba tanto que me quitó el aliento, pero lo dejé ir. La escena cambió y pude ver una billetera verde tirada en un camino. Cuando me desperté, supe que el Señor me estaba hablando. Pregunté en mi corazón: … Continuar leyendo