UNA VISION DE LA GLORIA DE DIOS

 

Así dice el Señor Todopoderoso: «¡Reflexionen sobre su proceder! »Vayan ustedes a los montes; traigan madera y reconstruyan mi casa. Yo veré su reconstrucción con gusto, y manifestaré mi gloria —dice el Señor—. Hageo 1:7-8

Vi en el espíritu la gloria de Dios emanando de Su gran montaña hasta ser espesa como la niebla. Mientras que aumentaba su peso, moviéndose y remolinando alrededor de la montaña, parecía llamar algo y comunicarse con ello. Como si respondiese a la gloria de Dios, el agua de Su Espíritu parecía contestar y se levantaba como respuesta en una ola inmensurable tan alta como la montaña misma.

Al elevarse, yo sentí que mi espíritu se llenaba de expectativas, anticipando su caer sobre mí. El agua del Espíritu se elevó sobre la tierra y parecía quedarse ahí por un momento muy largo, y yo me sentí llena de gozo esperando que se estrellara sobre la tierra. Al romperse sobre mí la ola, me llenó de una sensación inexplicable de enorme gozo, paz, aceptación y amor absolutos. Quise que perdurara por siempre, pero tan seguro como cayó sobre mí, fue dispersado todo alrededor de mí a todos los rincones de la tierra. Entrando en cada grieta y barranco, fue absorbida en la tierra.

Cerrando los ojos, deseé sentir el momento durante el máximo tiempo posible, previendo el final de la ola, pero me sorprendí al abrír los ojos. Vi alrededor de mí, en pilas como la nieve que cubría la tierra, sal blanca y reluciente que había dejado la enorme ola. Como pequeñas piedras que no se movían ni se disipaban, la sal permanecía como un depósito del Espíritu en la tierra. Entonces entendí que esta era la dispensación venidera de la que me había hablado el Señor y que finalmente había llegado. La sal parecía llenar la tierra de una nueva fragancia que cambió la atmósfera a mi alrededor, y sentí fuerza que no había sentido antes. Era como una cubierta sólida y fuerte que permanecería por algún tiempo en la tierra.

¡DIECISIETE AÑOS DE GRACIA!

Entonces oí que me hablaba la voz del Padre, diciendo: “Mis enemigos intentaron robarme y, de hecho, dejé que pensasen que podrían hacerlo. Incluso obré para convencerles de su poder a fin de revelarme a través de ellos. Los utilicé para despertar a Mi Esposa y desde luego que eso ha ocurrido. Ella se regocijará en Mí otra vez, tal y como lo hizo anteriormente. Ella Me buscará otra vez y se acercará a Mí. Confiará en que YO SOY DIOS.

“He reservado para ella a Mis profetas escondidos. Ellos han estado en lugares secretos bajo la fuerza de Mi mano, y los he preparado para ese momento. Les he entrenado y perfeccionado, y ellos realmente prepararán a Mi Esposa. Enseñarán a Mi Esposa las cosas que Yo les he enseñado a ellos en el lugar secreto, haciendo que Mi Esposa sea más radiante y poderosa que nunca. Todas las criaturas del Cielo y de la tierra han aguardado esta hora: “ES LA HORA DE MI GRACIA”.

“Les he dado DIECISIETE AÑOS DE GRACIA que comienzan en el año 2017. Durante este tiempo, prepararé a Mi Esposa y haré que esté unida a Mí. Ella será Mi corazón para el mundo y entonces sabrán que YO SOY REALMENTE DIOS y Su verdadero Creador. Me amarán debido a Mi Esposa y Me conocerán porque ella Me conoce.

“Ahora, trabajen pues este es su momento de cumplir aquello que Yo anhelo que logren. No busquen ayuda de hombres importantes; su respuesta no está allí. Mírenme solamente a Mí y déjense envolver en Mí. Pues sin duda alguna, ustedes son la respuesta a lo que está buscando el mundo. Derribaré algunas montañas y levantaré otras montañas altas: cuenten con ello. Continuaré dejando expuestos todos los secretos y herramientas de Mis enemigos: esperen que esto suceda y no teman; solo recuerden que es Su Padre quien hace estas cosas por ustedes.

“Acérquense a Mí. Anhelo tener una relación íntima con ustedes. Ustedes son Mi deleite, y Yo Me gozo en ustedes, amados Míos. Vengan a Mí y Yo renovaré sus fuerzas y volverán a creer todas las promesas que Yo les he hecho en el pasado. Mis profecías se cumplirán. Mis deseos serán satisfechos. Renuévense en Mí. Yo les estoy llamando a ustedes: ¡vengan!” – Dios Padre.

Interpretación:

  • La montaña en la visión representa el Reino de Dios, Su autoridad y reinado. (Ver el Salmo 30:7; Isaías 2:2; Daniel 2:44 – 45; Apocalipsis 17:9 – 11.)
  • La nube resplandeciente que crece alrededor de la montaña representa el asiento de la presencia divina: presencia de Dios. Era un pilar de nube, lo cual indicaba la GLORIA de Dios que dirigía a los israelitas a través del desierto. (Ver Éxodo 29:42,43; 1 Reyes 8:10; 2 Crónicas 5:14; Ezequiel 43:4.) Jehová descendió sobre el Sinaí en una nube (Éxodo 19:9).
  • El agua suele representar la Palabra de Dios o la Biblia. Representa el conocimiento de Dios que viene limpiarnos y salvarnos. (Ver Ezequiel 36:25; Efesios 5:26; Hebreos 10:22.)
  • En el Antiguo y Nuevo Testamento, se utiliza el agua para simbolizar la salvación y la vida eterna. En Juan 4:10 – 15, Jesús dice a mujer de samaritana en el pozo que ÉL es el agua viva y un manantial del agua para aquellos que lo reciban.
  • En la Palabra de Dios, la sal muchas veces simboliza la purificación y la lealtad, y se usa frecuentemente como conservante y para detener el deterioro de la muerte. Como cristianos, !debemos ser la SAL y LUZ del mundo! (Ver Génesis 19:6; Éxodo 30:35; Números 18:19; Mateo 5:13.)

De hecho, el Padre se está moviendo en la tierra y estableciendo Su reinado y autoridad para limpiarnos y salvarnos, para realinear Su iglesia con Su voluntad. Y veremos las cosas de forma diferente, los reinos de los hombres serán derribados al levantarse el VERDADERO GOBERNANTE y mostrar al mundo que Él ES verdaderamente DIOS TODOPODEROSO. (Victoria Boyson)

Hageo 2:5-9 Mi Espíritu permanece en medio de ustedes, conforme al pacto que hice con ustedes cuando salieron de Egipto”.»No teman, porque así dice el Señor Todopoderoso: “Dentro de muy poco haré que se estremezcan los cielos y la tierra, el mar y la tierra firme; 7 ¡haré temblar a todas las naciones! Sus riquezas llegarán aquí, y así llenaré de esplendor esta casa —dice el Señor Todopoderoso—.Mía es la plata, y mío es el oro —afirma el Señor Todopoderoso—. El esplendor de esta segunda casa será mayor que el de la primera —dice el Señor Todopoderoso—. Y en este lugar concederé la paz”, afirma el Señor Todopoderoso».

Con amor y oraciones,

 Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario