NUNCA TE DEJARE NI TE ABANDONARE

Cuando tú descendiste e hiciste maravillas que nunca imaginamos, los montes temblaron ante ti. Nunca antes hubo oídos que lo oyeran ni ojos que lo vieran, ni nadie supo de un Dios que, como tú, actuara en favor de aquellos que en él confían. Tú has salido al encuentro de los que practican la justicia con alegría, y de los que se acuerdan de ti y siguen tus enseñanzas.. Isaías 64:3-5

Hoy solo quiero animar a muchos de ustedes que han estado soportando situaciones difíciles. Algunos han perdido seres queridos en estos últimos días, otros están padeciendo alguna enfermedad, problemas … Continuar leyendo