MAS QUE VENCEDORES

Entonces el hombre le dijo: — ¡Suéltame, que ya está por amanecer! — ¡No te soltaré hasta que me bendigas! —respondió Jacob. — ¿Cómo te llamas? —le preguntó el hombre. —Me llamo Jacob —respondió. Entonces el hombre le dijo: —Ya no te llamarás Jacob, sino Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido. Génesis 32: 26–28

Estamos viviendo tiempos duros y difíciles sin embargo el Señor prometió que este es un año de nuevos comienzos y cosecha. El sigue dándonos las estrategias para entrar en la tierra prometida, debemos permanecer firmes y “arrebatar” nuestra bendición. No hay mejor manera de hacerlo que a través de la oración. El enemigo ha intentado distraernos y muchos están desanimados y con mucha desesperanza, algunos incluso no tienen deseos de orar, es como si su armadura se desgastó y están cansados de batallar con las mismas circunstancias sin embargo, recuerden que cuando el pánico golpea su vida, Dios siempre tiene un plan. Para entrar en las fortalezas de las tinieblas y arrebatar lo que es nuestro por derecho, se necesita valor, fe inquebrantable, determinación y perseverancia.

Algunos de ustedes si sienten como si llevasen tanto tiempo luchando con Dios que ya no pueden continuar. Les duele la cadera, les duele el corazón, y ha sido una noche muy larga. Al igual que Jacob, están luchando y lidiando con Dios, no queriendo rendirse hasta que les bendiga. Pero están cansados, agotados. No saben si podrán aguantar un momento más. Tengan la certeza de que van a prevalecer.

El Señor te dice:

“No te rindas, nunca te canses de hacer el bien. Aunque a veces sea doloroso luchar, Yo sé que no te rendirás hasta que Yo te bendiga. Esto Me agrada. Y aunque tal vez te sientas débil físicamente, ahora eres más fuerte en la fe. Porque durante nuestra lucha descubres que Yo estoy ahí a tu lado. En tus batallas te das cuenta de que Yo te guío a la victoria y tus oraciones tendrán respuesta. Pues aunque tus heridas parezcan debilitantes, cuando eres débil, Yo soy fuerte. Tus luchas te han enseñado a apoyarte en Mí y no en ti mismo. Las bendiciones vienen a través de las luchas, y ¡Yo estoy a punto de bendecirte! Tú has prevalecido y lo que parecía ser un fracaso es realmente un triunfo. Porque a Mí me complace tu espíritu tenaz, y Yo restauraré. Estoy a punto de mostrarte tu verdadera identidad en Mí al igual que hice con Jacob”. Al igual que Jacob aguantó y prevaleció al luchar con Dios, deja así que el Señor te imparta nuevas fuerzas al luchar con Él hasta recibir la victoria. (Paulette Reed)

Apocalipsis 2:17 El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que salga vencedor le daré del maná escondido, y le daré también una piedrecita blanca en la que está escrito un nombre nuevo que solo conoce el que lo recibe.

Con amor y oraciones,

 Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario