¡ANIMO SOY YO, NO TENGAN MIEDO!

―Señor, si eres tú —respondió Pedro—, mándame que vaya a ti sobre el agua.―Ven —dijo Jesús. Pedro bajó de la barca y caminó sobre el agua en dirección a Jesús. Mateo 14:28-29

Muchos se sienten ahora mismo como Pedro, en medio del mar y a punto de hundirse, han perdido la fe por los azotes de las tormentas y los vientos contrarios. Como Pedro han quitado la mirada de Jesús y la han puesto en sus circunstancias, y Jesús les dice hoy: «¡Ánimo! ¡Soy yo! ¡No tengan miedo!»

“Yo te estoy llamando a caminar sobre las aguas. Ven, camina sobre las aguas Conmigo. ¡Yo estoy extendiendo Mi mano hacia ti! Ven, sigue adelante y da el paso. Ven a caminar sobre las aguas. No pasaras por debajo de la ola. Este es el comienzo de una nueva semana. Vas a lograr avances asombrosos y serás impulsado hacia delante, porque este es el momento para comenzar a moverte en fe. Comenzaras a moverte con Mi fe, no pondrás la mirada en tu propia fe. Aquí es donde se mezclan LA FE Y EL TEMOR DE MI. Vas a descubrir secretos. Mientras liberas fe y comienzas a adorar, comenzarás a descubrir secretos” (Chuck Pierce)

Mateo 14:31-33 En seguida Jesús le tendió la mano y, sujetándolo, lo reprendió:―¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Cuando subieron a la barca, se calmó el viento. Y los que estaban en la barca lo adoraron diciendo:―Verdaderamente tú eres el Hijo de Dios.

OREMOS: Señor Jesús, hoy declaro que tú cumplirás tu propósito en mí. Echo toda mi ansiedad sobre ti porque sé que me cuidas. Señor, cuando me rindo a ti me regocijo. Sé que todas las cosas operan en conjunto para el bien de los que te aman y son llamados de acuerdo con tu propósito. Yo estoy llamado de acuerdo con tu propósito; por lo tanto, sé que esto también pasará. Esto acarreará un gran testimonio y gloria para ti. Señor, gracias por confiarme esta tribulación. Sé que no pondrías sobre mí más de lo que puedo soportar. Este desafío de mí vida está desarrollando paciencia en mí. La paciencia que estoy recibiendo me está dando experiencia, y la experiencia me está dando esperanza. Por la esperanza que estoy extrayendo de esta experiencia, no estaré desilusionado al final. Jesús, tu nombre es una torre fuerte. Corro a ella y estoy seguro. Todas las adversidades, ataques, catástrofes, calamidades, emergencias, tormentas, desastres, peligros, difamación, acusación, flechas repentinas, traumas y cualquier otra cosa que venga a lastimar a mi familia o a mí no nos dañará, porque estamos cubiertos por la sangre de Jesús y estamos vestidos de una armadura reforzada con un blindaje celestial. AMEN

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario