VENCE LA INTIMIDACION

Dice el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies. Salmo 110:1

 El punto principal de toda victoria proviene de buscar a Dios hasta que lo encontremos, y habiéndolo encontrado, permitir que Su Presencia llene nuestro espíritu con Su paz. En completa confianza sentados a Su mano derecha, mientras descansamos en Su victoria, dominaremos en medio de nuestros enemigos.

El Señor dice:

Existen situaciones en su vida en las cuales han hecho de todo menos renunciar. Por tanto, Yo les digo: No es tiempo de renunciar. Ustedes tienen una … Continuar leyendo