YO HARE HUIR LAS SOMBRAS

Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque en mi contra se levante guerra, a pesar de ello, estaré confiado. Salmos 27:3

Siento realmente el corazón compasivo del Señor, y deseo animar a todos aquellos que están cansados de la batalla y al borde de perder la esperanza. Son todos aquellos que han sido fieles, se han aferrado a las promesas del Padre. Han luchado y caminado en obediencia por alcanzar las cosas a las que Dios los llamó, aunque pareciera que se ha declarado una guerra en contra de ellos. Anímense, ¡Oh pueblo de Dios! Su … Continuar leyendo