YO HARE HUIR LAS SOMBRAS

Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque en mi contra se levante guerra, a pesar de ello, estaré confiado. Salmos 27:3

Siento realmente el corazón compasivo del Señor, y deseo animar a todos aquellos que están cansados de la batalla y al borde de perder la esperanza. Son todos aquellos que han sido fieles, se han aferrado a las promesas del Padre. Han luchado y caminado en obediencia por alcanzar las cosas a las que Dios los llamó, aunque pareciera que se ha declarado una guerra en contra de ellos. Anímense, ¡Oh pueblo de Dios! Su Redentor está cerca. “Yo he enviado Mis ángeles para ayudarlos y fortalecerlos en este momento, y ya están fortaleciéndolos”. Mantengan la vista en el Señor. Disfruten de Su bondad y sepan que su Redentor está preparando un banquete para ustedes en presencia de sus enemigos.

 Salmos 23:5 Me preparas un banquete en presencia de mis enemigos. Me honras ungiendo mi cabeza con aceite. Mi copa se desborda de bendiciones.

Este es un tiempo para profundizar en el reposo del Padre, pues el reposo es una forma de batalla. Sepan con certeza que el Señor está peleando sus batallas, incluso mientras dedican tiempo a reposar en Él. La batalla no es nuestra, sino del Señor. (ver 1 Samuel 17:47). Al entregárselo todo a Dios, comenzarán a verlo obrar en sus vidas. El Señor sacará de raíz las mentiras y los temores que antes moraron en sus corazones y mentes. Recuperen la esperanza, y recuerden que Su perfecto amor echa fuera todo temor.

El Señor está renovando las mentes y pensamientos que no han estado de acuerdo con la verdad del corazón del Padre. Él está sacando a Su pueblo de Egipto y de una mentalidad de esclavitud. Las ataduras que han bloqueado a la Iglesia durante años, de pronto se romperán. Esas cosas que solían atarlos y atormentarlos por fin perderán su dominio. El Señor de los Ejércitos ha oído el clamor de Su Pueblo y Él los lleva a un lugar de nueva libertad. Ya no se sentirán bloqueados y limitados, pues el Señor Mismo les está trasladando a un lugar nuevo y amplio.

Veo que la Esposa se despoja de la ropa de luto y el Señor viste a Su pueblo con nuevas y hermosas vestiduras. Vean como Él les pone una corona de belleza y elimina toda desesperación. (Isaías 61:10)

Declaro esperanza renovada para quienes se sientan desesperados. Declaro sobre ustedes gozo, ahí donde han experimentado profundo dolor. Como dice el Salmo 24:9, “Eleven, puertas, sus dinteles; levántense, puertas antiguas, que va a entrar el Rey de la gloria”. El Señor se levanta por ustedes, y su victoria viene con toda certeza.

Deseo animarles a hacer que sus pensamientos y palabras coincidan con las promesas del Señor. Profeticen a los huesos secos: “Vuelvan a la vida”, pues Él está a punto de cambiarlo todo. Ahí donde han sufrido las mayores decepciones pronto se llenarán de nueva vida. ¡Su gran avance está a punto de llegar! Quédense quietos para ver la salvación que el Señor les dará (ver 2 Crónicas 20:17). (Angie Stolba)

Salmos 62:5-8 Que todo mi ser espere en silencio delante de Dios, porque en él está mi esperanza. Solo él es mi roca y mi salvación, mi fortaleza donde no seré sacudido. Mi victoria y mi honor provienen solamente de Dios; él es mi refugio, una roca donde ningún enemigo puede alcanzarme. Oh pueblo mío, confía en Dios en todo momento; dile lo que hay en tu corazón, porque él es nuestro refugio.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario