EL SEÑOR PELEARA POR NOSOTROS

Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Salmos 23:5

Algunos de los que están leyendo esto ahora han orado y clamado al Señor por muchos años, rogando por reivindicación y justicia delante de todos aquellos que errónea e injustamente los han juzgado por su vida y las decisiones que el Señor les pidió que tomaran.

Dios quiere que sepan hoy que El está a punto de poner una mesa de bendición en su vida, delante de todos aquellos que se les han opuesto y arrogantemente los difamaron; así que en lugar de buscar castigo para esta gente, permitan que el Señor traiga convicción y arrepentimiento a sus vidas por exponerlos y honrarlos delante de ellos. Las mesas espirituales han dado un giro finalmente, y todo lo que tienen que hacer es sentarse y permitir que Dios haga justo lo que fue un error por mucho tiempo. Este es su tiempo para finalmente ser cabeza y no cola.

Lucas 6:27-31 »Pero a ustedes que me escuchan les digo: Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian, bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los maltratan. Si alguien te pega en una mejilla, vuélvele también la otra. Si alguien te quita la camisa, no le impidas que se lleve también la capa. Dale a todo el que te pida, y si alguien se lleva lo que es tuyo, no se lo reclames. Traten a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes.

Así que, en lugar de seguir orando “Dios castígalos” simplemente comiencen a orar para que Dios bendiga a sus enemigos, porque el hombre malo, del mal tesoro saca lo que es malo. El Señor permitió a muchas personas en la Biblia que fueran maltratados por su propia familia y amigos con el fin de humillarlos y prepararlos para su futuro llamado.

Además, cuando han sido injustamente maltratados, hay menos probabilidades de que ustedes hagan esto a otros cuando sean promovidos y bendecidos. Si han tenido una vida de continuo rechazo y han sido excluidos por aquellos que aman, entonces saben que eso vienen con el territorio y que ustedes son parte de un grupo de personas afortunadas que conocen y entienden lo que Jesús y muchos otros santos pasaron. ¡Así que, quédense quietos y permitan que Dios pelee por ustedes haciéndoles un escaparate de Sus bendiciones.

Exodo 14:14 Quédense tranquilos, que el Señor peleará por ustedes.»

Salmo 84:11 El Señor es sol y escudo; Dios nos concede honor y gloria. El Señor brinda generosamente su bondad a los que se conducen sin tacha.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario