DE LA PRISION AL PALACIO

Así que el faraón le informó a José: ―Mira, yo te pongo a cargo de todo el territorio de Egipto. De inmediato, el faraón se quitó el anillo oficial y se lo puso a José. Hizo que lo vistieran con ropas de lino fino, y que le pusieran un collar de oro en el cuello. Génesis 41:41-42

Puede haber una tormenta a tu alrededor ahora mismo, pero en medio de ella, Dios está preparando muchas cosas que llevan tu nombre. El enemigo está muy consciente de lo que está ocurriendo y en sus últimos y desesperados intentos, quiere detenerte trayendo desánimo, condenación y mentiras. No te pongas de acuerdo con él con lo que está diciendo. (Juan 8:44) Él está buscando que hagas acuerdos para traer muerte a lo que está cobrando vida. La turbulencia, la confusión, la repentina ansiedad y el temor, son solamente una confirmación de las grandes cosas que están por suceder que cambiarán tu vida.

El Señor mismo te está llevando a tu destino, a tu lugar en el palacio. Él tiene todo bajo control, confía en El. No permitas que el enemigo te traiga condenación como si perdiste algo o no lo hiciste bien. No eres tú, es el Espíritu de Dios trabajando para lograr que no te rindas. La manera en que te está guiando en esta temporada no es familiar, pero después de todo siempre será Su plan de promoción para ti. No has pasado antes por este camino.

El Señor te está llevando a una de tus más grandes promociones, es por esa razón que los gigantes han sido tan grandes e intimidantes. Pero, TU DIOS ES MUCHO MAS GRANDE. Mientras continúes firme en tu lugar de autoridad, usando Su Palabra, veras que estos gigantes caerán de repente. Cada vez que hay promoción, hay pruebas. Estas pruebas en medio de la tormenta, solo son un pequeño ajuste, para un mayor incremento y favor. Mientras Él te prepara para esto, verás que, lo que has ganado y aprendido en el desierto ahora te pondrá a trabajar. Mientras transicionas hacia la promoción, hay cosas del pasado que desaparecerán: relaciones, asociaciones, lugares familiares, maneras de hacer las cosas que te han retenido. Estas cosas no pueden seguir, porque solo serían un obstáculo. El Señor tiene propósitos en todo. No te desanimes por los cambios repentinos.

Lo que el Señor planeó para ti en esta temporada, está cayendo en su lugar. Solo hay unas pequeñas cosas que deben suceder, antes de tu próximo gran avance. El Señor está haciendo los procedimientos necesarios para ti, antes de usarte. El Señor hará durante la noche lo que hubiera llevado meses, semanas o días. José tuvo una promoción nocturna. Su don hizo habitación en él y lo llevó ante el Faraón en el momento adecuado. Era el tiempo designado para su promoción. (Génesis 41). El administró su don en la prisión y permaneció enfocado en el Señor con humildad y honor. Esto fue lo que trajo su promoción. Su corazón ya estaba preparado para manejar todo lo que el Señor le estaba dando. Lo que excedió la traición, los juicios, las humillaciones y los sufrimientos que había pasado.

El Señor me habló y dijo: Estoy a punto de poner tu mundo de cabeza. Allí donde el enemigo vino para destruir, romper hacer como si las cosas fueran irreparables, allí habrá un GIRO y las cosas nunca volverán a ser las mismas porque parecerán completamente diferentes de lo que han sido. Él está dándote un cambio de vida, que cambiará la apariencia exterior de lo que ves en lo natural. Mientras el cambio ocurre, habrá doble restauración.

La restitución del Señor estará sobre nosotros en esta temporada, y porque lo hemos soportado todo, será como en Isaías 61:7 “Y como mi pueblo ha tenido que sufrir doble porción de deshonra e insultos, por eso recibirá en su país doble porción de riquezas y gozará de eterna alegría”. Mientras el Señor comienza a desplegar Sus planes de restitución, restauración y recompensa, estaremos “fuera de este mundo” porque estaremos asombrados de como El hace que las promesas del pasado se cumplan en esta temporada.

¡Hay incremento, favor, promoción y reivindicación que están a punto de manifestarse a nuestro alrededor en gran medida! Así que espera, porque no será debajo o derribando, sino abriéndote paso hacia tu lugar en el palacio. (Lorilei Cooley)

Génesis 41:14 El faraón mandó llamar a José, y en seguida lo sacaron de la cárcel. Luego de afeitarse y cambiarse de ropa, José se presentó ante el faraón

Génesis 50:19-20 ―No tengan miedo —les contestó José—. ¿Puedo acaso tomar el lugar de Dios? Es verdad que ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios transformó ese mal en bien para lograr lo que hoy estamos viendo: salvar la vida de mucha gente.  Así que, ¡no tengan miedo! Yo cuidaré de ustedes y de sus hijos. Y así, con el corazón en la mano, José los reconfortó.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario