FUISTE PODADO PARA DAR FRUTO

Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Toda rama que en mí no da fruto, la corta; pero toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía. Juan 15:1-2

 La Biblia categóricamente enseña que Dios es bueno, y cuando Él viene a nuestra vida, viene para hacer bien en nuestra vida, viene para que demos fruto o seamos aún más fructíferos, de manera que demos mucho fruto. ¡Esa es Su voluntad!

Escuché al Señor decir: “Septiembre será un tiempo en el cual las cosas que parecían estar cayéndose en pedazos, realmente caerán en su lugar, porque Yo liberaré Mi poder en su vida. Han pasado por una poda extrema. Algunas eran Mías, otras fueron la consecuencia de sus propias acciones. Yo lo usaré para su bien. No caminen por lo que ven. En este momento no pueden avanzar por lo que ven en lo natural. No pueden ver el fruto todavía. Es posible que todavía no vean la manifestación de las cosas por las cuales han estado creyendo. Pero Yo no he olvidado Mis promesas. Yo soy fiel y Mi palabra no regresa vacía. Cumpliré lo que comencé en ustedes. Yo estoy abriendo sus ojos espirituales para que puedan presenciar el Reino invisible de Mi gloria. Verán los milagros antes de que sucedan. Yo se los revelaré y les mostraré como manifestar Mis milagros, Mis dones y Mi unción en ustedes y por medio de ustedes.

Esta es una temporada para esperar en Mi. Ciertas cosas solo pueden ser puestas en movimiento por Mi. Yo los he despojado de relaciones que no serían beneficiosas para ustedes, debido al nivel de unción que estoy a punto de darles para funcionar. Muchos han sido triturados como una aceituna. Ahora el aceite comenzará a fluir y esta nueva unción fluirá sin medida. Lo que el cielo está liberando ahora, es todo por lo cual ustedes han estado creyendo. Mientras se mueven, en esta nueva unción, verán que aumenta exponencialmente. Será tan tangible que podrán comunicarla con facilidad, dice el Señor. La sacudida y la poda fueron para su bien y todo lo que cambio fue para llevarlos hacia este momento divino. Este es su momento con su destino. Es su tiempo para ver que todas las promesas han llegado a cumplimiento. (Rene Picota)

Juan 15:5-8 Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada. El que no permanece en mí es desechado y se seca, como las ramas que se recogen, se arrojan al fuego y se queman. Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá. Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario