TIEMPO DE ENFOCARSE EN LO QUE DIOS QUIERE HACER

¿Quién es el hombre que desea vida, Que desea muchos días para ver el bien? Guarda tu lengua del mal, Y tus labios de hablar engaño. Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela. Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos. La ira de Jehová contra los que hacen mal, para cortar de la tierra la memoria de ellos. Salmos 34:12-16

Espere ver muchos sueños y visiones durante el mes de octubre. Los cielos están abiertos para la revelación, y Dios está impartiendo lo que necesita para la próxima temporada. Los planes y las estrategias están fluyendo para que recupere lo que perdió en el pasado. La restitución está llegando, así que prepárese para recibirla.

Quiero animarlo a no tener temor o preocuparse por cómo se ven las cosas. Dios todavía está a cargo y no está causando tragedias y tiempos difíciles. Estos han venido del enemigo que quiere distraernos del avivamiento que está llegando y de las grandes bendiciones. Sí, estos son tiempos difíciles, pero permanezca en ORACION Y ADORACION, ENFOQUESE EN DIOS y absténgase de quejarse y ser temeroso. Las cosas cambiarán muy pronto para usted.

 QUEJARSE PUEDE CREAR UN TORBELLINO

Salmos 17:3 Tú escudriñas mi corazón, tú me examinas por las noches; ¡ponme, pues, a prueba, que no hallarás en mí maldad alguna! ¡No pasarán por mis labios

Debemos ser muy cuidadosos en la manera que hablamos, ya que el Señor está examinando nuestras vidas en este momento, para fines de promoción. Es importante dejar de hablar cualquier cosa que traiga división o carezca de amor y ánimo. Le preguntaba a Dios porqué estamos viendo tantas tormentas, terremotos y violencia. Me dijo que tiene que ver con el torbellino negativo que está vivo y activo en los corazones de muchas personas en este momento. También está retrasando el avivamiento y cerrando los cielos para las bendiciones.

Oseas 8:7 Han sembrado vientos, y recogerán torbellinos. No obtendrán mies alguna, ni su trigo producirá harina. Y en caso de producirla, gente extraña se la comerá.

El Señor dice: Mi pueblo está quejándose y sembrando enojo, tomando causas que no son suyas sino Mías. Están de acuerdo con la voz del acusador y con el espíritu y el fruto de las tinieblas. Yo los estoy llamando para hablar PALABRAS DE VIDA. Esta es la razón por la cual hay tanta violencia en el mundo y también, por esta razón la cosecha no ha venido.

En Oseas 8:7 la palabra hebrea para viento es “rûacḥ” también es traducida como ira. Muchas personas han sembrado ira, frustración, rebelión y venganza. Este espíritu está intentando tomar el relevo en los corazones de muchos cristianos que tienen una misión de llevar PALABRAS DE VIDA y no palabras de un viento enojado.

DEJE DE QUEJARSE

 Dios nos está separando de los argumentos y divisiones ociosas y está enfocando nuestros esfuerzos en SU AGENDA y las cosas que más importan. Este es un momento para reunirse en intercesión y bendecir a las personas con las que no estamos de acuerdo. Debemos amar a nuestros enemigos y orar por todos aquellos que creemos nos persiguen a nosotros o nuestras creencias. Esto incluye causas de justicia social y política, así como religiosas y espirituales. Hay poder en el acuerdo.

Mateo 5:44 Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, bendigan a los que los maldicen, hagan bien a los que los odian, y oren por quienes los persiguen.

Muchas personas han perdido autoridad en la oración porque están de acuerdo con el acusador de nuestros hermanos y hermanas.  (Apocalipsis 12:10). Quiero que haga una revisión de su vida ahora mismo. ¿Cuál es el fruto que está dando en su vida? ¿Está viendo oraciones contestadas, bendiciones financieras, personas viniendo al Señor o viniendo a usted para escuchar su sabiduría? ¿Está viendo todo lo contrario? Si está experimentando esto último, entonces hay muchas probabilidades que necesite cambiar su enfoque a la AGENDA DE DIOS y dejar de quejarse y discutir con otros sobre su causa u opinión.  (Doug Addison).

Números 11:1-3 Un día los israelitas comenzaron a quejarse a oídos del Señor de los problemas por los que estaban pasando. El Señor los escuchó y se enojó tanto que envió un fuego que incendió los alrededores del campamento. La gente pidió a gritos ayuda a Moisés, él oró al Señor por ellos y el fuego se apagó. Entonces ellos llamaron ese lugar Taberá porque un fuego del Señor se prendió entre ellos.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario