UNA IMPARTICION DE SU GLORIA

»Padre, quiero que los que me has dado estén conmigo donde yo estoy. Que vean mi gloria, la gloria que me has dado porque me amaste desde antes de la creación del mundo. Juan 17:24

A lo largo de toda la Biblia, leemos sobre los encuentros fenomenales que las personas tuvieron con el Rey de la Gloria. En el libro de Éxodo, capítulo 33, cada vez que Moisés salía del tabernáculo, la columna de nube descendía y se ponía a la puerta del tabernáculo, y el Señor le hablaba. Todas las personas que observaron esto, se levantaron y adoraron a … Continuar leyendo