PONTE LOS ZAPATOS NUEVOS

Pasados cuarenta años, se le apareció un ángel en el desierto cercano al monte Sinaí, en las llamas de una zarza que ardía. Moisés se asombró de lo que veía. Al acercarse para observar, oyó la voz del Señor: “Yo soy el Dios de tus antepasados, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob”. Moisés se puso a temblar de miedo, y no se atrevía a mirar. Le dijo el Señor: “Quítate las sandalias, porque estás pisando tierra santa. Hechos 7:30-33

Varias veces en esta temporada, he tenido sueños con respecto a los zapatos, lo que indica nuestro caminar … Continuar leyendo