PREPARATE, VIGILA Y ORA

Entonces oramos a nuestro Dios, y por causa de ellos pusimos guarda contra ellos de día y de noche. Nehemías 4:9

 A Nehemías le trajeron un reporte que sacudió su corazón: “Los que se libraron del destierro y se quedaron en la provincia están enfrentando una gran calamidad y humillación. Los muros de Jerusalén siguen derribados y con sus puertas consumidas por el fuego” (Nehemías 1:3). Y la oración de Nehemías fue: “Señor, te suplico que escuches nuestra oración, pues somos tus siervos y nos complacemos en honrar tu nombre. Y te pido que a este siervo tuyo le concedas … Continuar leyendo