PIDE FE Y SE OBEDIENTE PARA ENTRAR EN SU REPOSO

Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso. Exodo 33:14

Desde hace mucho tiempo sentí que el Señor me hablaba de un “TIEMPO DE REPOSO” que viene sobre Su pueblo. Es una transición de la temporada de intensas batallas a un lugar más profundo de reposo, gozo, paz y revelación del amor de Dios.  El Señor me mostró a muchos que han estado luchando por sus vidas, y ahora están entrando en un gran avance glorioso y en el gran avance tendrán un nuevo nivel de reposo.

El Señor me habló sobre las grandes transformaciones que han comenzado a surgir como el sol del nuevo día, anunciando un cambio de temporada, una mayor victoria, un gran cambio de la noche al día.  Hay un reposo que vendrá con el avance, donde Su pueblo conocerá un reposo en Él más profundo de lo que han experimentado antes. Cuando le preguntaba al Señor sobre este reposo, Él me mostró dos Escrituras:

Salmo 1:3 TLA Son como árboles sembrados junto a los arroyos: llegado el momento, dan mucho fruto y no se marchitan sus hojas. ¡Todo lo que hacen les sale bien!

Salmo 23:2, NTV En verdes prados me deja descansar; me conduce junto a arroyos tranquilos.

Ya no se sentirán agotados, con las pilas descargadas o desanimados luchando y cansados del camino.  Encontrarán un estado de profundo refrigerio en el lugar de intimidad con Él. Su corazón revivirá en los lugares donde la batalla y la decepción habían causado sequedad. Habrá un rejuvenecimiento y un crecimiento sobre ustedes al cederle a El Su camino por encima de todo, y vendrá sobre ustedes un tiempo de gran favor. Disfrutarán del aumento y cantarán una nueva canción al despertarles y revivirles la refrescante cascada de Su Espíritu.  Verán que Él pelea por ustedes, les protege y es Rey sobre la semilla y el gran avance que les ha enviado. La manera en la cual Él se encargará de las cosas por ustedes y las establecerá, abrirá un nuevo lugar de gozo del Señor, que será su fortaleza.

No teman, amados hijos de Dios, pues ha cambiado su temporada. Se ha acabado la temporada de esterilidad y sequía. Ha llegado para ustedes la época de dar fruto. Ha llegado la temporada de florecimiento al lado de las plácidas aguas con Jesús, Quien los despertará a quién son de una nueva forma. Su amor echará fuera el temor y romperá las cadenas. La época que ha cambiado tendrá un aspecto totalmente distinto para muchos de ustedes, pero la profundidad de reposo, paz y gozo que se manifestará en sus corazones y almas no solo les traerá profunda sanidad, sino que pasarán de sentirse que apenas están sobreviviendo a florecer. Ahí donde vino el enemigo a robar, ¡El Señor ahora les dirigirá a las sendas de florecimiento en El! Este lugar más profundo de reposo les llevará a un lugar de deleite y de fortaleza en Él y al nuevo trayecto y aventura que están por delante. (Lana Vawser)

Hebreos 4: 1-3 NTV Todavía sigue vigente la promesa que hizo Dios de entrar en su descanso; por lo tanto, debemos temblar de miedo ante la idea de que alguno de ustedes no llegue a alcanzarlo. Pues esta buena noticia —del descanso que Dios ha preparado— se nos ha anunciado tanto a ellos como a nosotros, pero a ellos no les sirvió de nada porque no tuvieron la fe de los que escucharon a Dios. Pues solo los que creemos podemos entrar en su descanso. En cuanto a los demás, Dios dijo: «En mi enojo juré: “Ellos nunca entrarán en mi lugar de descanso”»

Hebreos 4:6-7 NTV Así que el descanso de Dios está disponible para que la gente entre, pero los primeros en oír esta buena noticia no entraron, porque desobedecieron a Dios. Entonces Dios fijó otro tiempo para entrar en su descanso, y ese tiempo es hoy. Lo anunció mucho más tarde por medio de David en las palabras que ya se han citado: «Cuando oigan hoy su voz no endurezcan el corazón».

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario