YO NO TE FALLE, ESPERA EN MI

Entonces Jesús le dijo: ―Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. ¿Crees esto? Juan 11:25-26

Mis hijos fieles, Yo los he visto llorando en esa tumba de preparación. He visto cómo cada lágrima rodaba por sus mejillas y su pecho se ensanchaba mientras sollozaban y oraban en medio de su dolor. Yo les digo hoy, Mis amados, no lloren más por lo que perdieron, porque todas Mis palabras probarán ser verdaderas para ustedes. Créame y encuentren nueva esperanza y fortaleza este día. Yo no los he olvidado y estoy completamente al tanto de las graves situaciones en las que se encuentran en este momento. Aunque han estado en un tiempo donde el mar ha embravecido y su barca parece hundirse con ustedes, Yo soy el Dios de la resurrección y con Mi poder puedo levantarlos.

Juan 11:11 Dicho esto, añadió: ―Nuestro amigo Lázaro duerme, pero voy a despertarlo

La tumba en la que han estado entretenidos no es una tumba como suponían, sino una incubadora donde los nutrí e hice madurar. Llegó un momento en que Mi amigo Lázaro murió y toda la esperanza parecía perdida, algunas personas incluso se enojaron Conmigo por no actuar cuando pensaban que debería, pero ¿LES FALLE? ¡NO!, Yo obré el milagro de la resurrección y lo traje de la muerte total. Yo haré lo mismo por ustedes si confían en Mí. Solo comprendan que lo que vuelve a la vida es Yo mismo formado en ustedes, para que las personas que los rodean puedan recibir de Mí a través de ustedes. Confíen en Mi fidelidad y Mi amor constante por ustedes, Mis amados, y no lloren más. Crean en Aquel que murió por ustedes y vive para siempre.

Juan 11:38-40 Conmovido una vez más, Jesús se acercó al sepulcro. Era una cueva cuya entrada estaba tapada con una piedra. ―Quiten la piedra —ordenó Jesús. Marta, la hermana del difunto, objetó: ―Señor, ya debe oler mal, pues lleva cuatro días allí. ― ¿No te dije que si crees verás la gloria de Dios? —le contestó Jesús.

Aunque la espera ha parecido eterna, aunque lo que los rodea parezca una tumba, Yo soy el Dios de la resurrección y con toda seguridad me moveré en su nombre muy pronto. Prepárense y esperen con los zapatos puestos para encontrarme y caminar junto a Mi lejos de esa tumba de una vez por todas. Recordarán todo lo que Yo les enseñé en esa tumba, pero no volverán allí, aunque lo deseen. Recuerden que toda vida nueva brota solamente de Mí y la primavera viene únicamente por Mi poder cada año. Esta será la primavera espiritual de Mi Pueblo. Saldrán libres, saltando de alegría y con nuevas fuerzas, como ovejas sueltas en medio de los pastos.

Juan 11:41-44 Entonces quitaron la piedra. Jesús, alzando la vista, dijo: ―Padre, te doy gracias porque me has escuchado. Ya sabía yo que siempre me escuchas, pero lo dije por la gente que está aquí presente, para que crean que tú me enviaste. Dicho esto, gritó con todas sus fuerzas: ― ¡Lázaro, sal fuera! El muerto salió, con vendas en las manos y en los pies, y el rostro cubierto con un sudario. ―Quítenle las vendas y dejen que se vaya —les dijo Jesús.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario