DILE AL ENEMIGO ¡YA BASTA!

Si así procedes, tu luz despuntará como la aurora, y al instante llegará tu sanidad; tu justicia te abrirá el camino, y la gloria del Señor te seguirá. Llamarás, y el Señor responderá; pedirás ayuda, y él dirá: “¡Aquí estoy!” Isaías 58:8-9

Dondequiera que haya tinieblas o caos, Dios está enviando Su luz y el “amanecer de un nuevo día”. Cuando la luz de Su presencia nos alumbra, las cosas que vemos como una debilidad humana se transforman en poder divino porque vivimos en Su gracia. “Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad. Por … Continuar leyendo