2018 UN AÑO PARA LA FAMILIA

«En aquel tiempo —afirma el Señor— seré el Dios de todas las familias de Israel, y ellos serán mi pueblo». Jeremías 31:1

Hace 4 meses el Señor comenzó a hablarme acerca del 2018. El Señor me mostró que “2018 es el año de la familia, la fructificación y el temor del Señor.” El sentir que me rodeaba en cuanto a esta palabra profética, es que, lo que el Señor hará en 2018 dejará al Pueblo de Dios y al mundo asombrado y maravillado.

2018 será un año de LO INESPERADO en muchos sentidos, y dejará a los pueblos y naciones rendidos al Rey de reyes y Señor de señores. Mientras nos acercamos al año 2018, creo que el Señor nos está pidiendo un nivel más profundo de entrega y un mayor nivel de confianza que diga: “¡Señor, cualesquiera que sean tus caminos, me someto a tu voluntad, incluso si parece que no es lo que yo esperaba, HAGASE TU VOLUNTAD!

LA FAMILIA

El Señor me habló hace muchos meses, en primer lugar, que el 2018 será el año de la familia. Así que me he aferrado a esta palabra desde entonces, esperando en El y buscándolo con todo el corazón. Lo que el Señor me mostró es que, en 2018, el fuego llegará a la familia en una forma que nunca antes habíamos visto.

El me mostró Su fuego cayendo en la unidad familiar y en la familia de Dios. El fuego de Dios vendrá a purificar y encender el fuego. Estos fueron los dos temas que observé que sucedía en las familias y en la familia de Dios, sentí al Espíritu de Dios susurrándome que 2018 será un año de crecimiento en la familia. Este crecimiento tal vez no lo vean como lo esperaban, pero Dios está trabajando dentro de la familia.

Parte de este crecimiento vendrá a través de un sacudimiento y parte vendrá a través de la restauración, y del cumplimiento de Sus promesas. Parte del crecimiento vendrá a través de la purificación, el fruto de sus manos y su trabajo se incrementará y habrá más INTIMIDAD Y MADUREZ CON DIOS.

LA UNIDAD FAMILIAR

¡Tuve una visión donde vi a Jesús develar una bandera sobre las FAMILIAS en 2018 y las palabras escritas en la bandera decían: “LOS SUEÑOS SE HARAN REALIDAD”! He visto muchas familias que han sido atacadas, muchas familias que se han visto en el valle de la desesperación, muchas familias que se han roto, otras que han estado creyendo por mucho tiempo en las promesas de Dios. Muchas familias que han enfrentado ciclo tras ciclo de quebrantos, dolor, angustia, decepción y falta de avance y cambio, Y que han alcanzado ya su punto crítico en 2018. Muchas promesas largamente esperadas y sanidad se manifestarán en las familias en 2018.

Salmo 103:17 Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, y su justicia sobre los hijos de los hijos; Sobre los que guardan su pacto, y los que se acuerdan de sus mandamientos para ponerlos por obra.

El poder de Dios que será demostrado en las familias en 2018, dejará a muchos con asombro y admiración por Dios y su bondad. La cosecha y la fertilidad estarán llegando a las familias en 2018, a diferencia de lo que han visto antes, es por eso que el enemigo ha sido tan implacable e insistente en ir detrás de las semillas de la promesa. Pero las semillas en las familias están a punto de brotar y darán mucho fruto y será de larga duración.

Para muchos, a finales de 2018, sus familias estarán irreconocibles de la manera más gloriosa, debido a la obra de Su mano. Muchas familias habían perdido la esperanza a causa de los ataques en 2017 y han sentido como si nunca nada cambiará. En 2018, Dios va a mostrarse fuerte en la restauración, el crecimiento y la fructificación, que pondrá de manifiesto. No serán mas familias que se sientan como en un árido desierto, porque por el poder de Su Espíritu, vendrá la transformación y la sanidad, y los desiertos se convertirán en viñas que darán mucho fruto.

Yo profetizo sobre los desiertos de las familias, que en 2018 esas tierras se conviertan en fructíferos viñedos. Donde ha habido sequedad, yo profetizo ríos de su Espíritu en el nombre de Jesús. Dios hará algo completamente nuevo en 2018. (Lana Vawser)

Jeremías 31:34 Ya no será necesario que unos a otros, amigos y parientes, tengan que instruirse para que me conozcan, porque todos, desde el más grande hasta el más pequeño, me conocerán. Yo les perdonaré su maldad y no me acordaré más de sus pecados. Yo, el Señor, lo afirmo.»

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario