2018 AÑO DE CUMPLIMIENTO

Pues tantas como sean las promesas de Dios, en El todas son sí; por eso también por medio de El, Amén, para la gloria de Dios por medio de nosotros. 2 Corintios 1:20

El 2018 será un año cuando las profecías que se hablaron, y en algunos casos quedaron olvidadas, comenzarán a manifestarse en cada esfera de la cultura. Las promesas proféticas que estuvieron orbitando sobre nuestras vidas, algunas durante siglos, ahora están llamadas a manifestarse en la Tierra para definir una nueva realidad e introducirnos en un nuevo futuro.

Leí un artículo interesante sobre los satélites que determinó el punto de encendido para esta palabra. Desde que la Unión Soviética lanzó la nave Sputnik 1 en 1957, más de 6000 satélites fueron enviados a la órbita de la Tierra desde varias naciones. Estos satélites ayudan en la navegación, la comunicación, la defensa y las investigaciones. Literalmente influencian cada esfera de la cultura.

Hoy nos referimos a estas esferas de influencia como los 7 montes de la cultura: Gobierno, Religión, Educación, Economía, Artes/Entretenimiento, Medios de comunicación y Familia. De los 6000 satélites lanzados desde 1957, solo 3600 permanecen en órbita y solo un pequeño número de ellos sigue cumpliendo su propósito original. Cuando estos satélites pierden su poder, se los define como escombros espaciales que continúan sin vida en una órbita hasta que caen a la Tierra y se destruyen al cruzar la atmósfera.

CONFIRMANDO LAS PALABRAS PROFETICAS

Muchos de nosotros recibimos palabras proféticas de esperanza y transformación a través de los años. A veces parece como si las repitiéramos para nosotros mismos, enviando palabras similares que para los críticos puede parecer una repetición innecesaria. Esta repetición en realidad es parte del proceso de confirmación profética. Dios ya no solo le habla a una nación a través de un solo profeta. Jesús es el Espíritu de la Profecía y quienes lo llaman Señor, liberarán el sonido de Su voz desde cada rincón de la cultura. Esto solo tiene sentido porque muchas incluyen la misma sustancia profética.

Así como los satélites en órbita están asignados a cumplir una tarea en particular, lo mismo ocurre con las palabras proféticas. Una variedad de palabras contienen los mismos elementos y están ligadas a cada promesa, esperando el momento de su cumplimiento. Las palabras de Dios nunca regresan vacías. Siguen orbitando sobre cada desafío que enfrentamos, esperando el tiempo perfecto de Dios para señalar su manifestación.

Existe una vasta diferencia entre los satélites y una palabra de Dios. Las palabras proféticas nunca se vuelven obsoletas cuando caen a la Tierra porque perdieron su poder. Retienen el mismo poder y el propósito que recibieron el día que fueron impartidas, hasta que llega el día de su cumplimiento final. Estamos rodeados literalmente por una colmena profética de promesas que orbitan la Tierra y cada una contiene un potencial sobrenatural eterno. Estas profecías nunca se quedarán sin poder o propósito. Mientras orbitan nuestras vidas están esperando el mandato de Dios para arribar a la Tierra y desatar su promesa.

Mientras analizaba el año que viene (2018) y el cumplimiento de las palabras proféticas que ya se entregaron, el Señor me habló sobre las promesas que no se cumplieron y están orbitando alrededor de nuestras vidas y particularmente alrededor de la cumbre de los 7 montes de la cultura. Entramos en un tiempo donde será vital para nosotros perseverar y recuperar lo que Dios ya nos prometió.

ZONAS DE ATERRISAJE DE LAS PROMESAS PROFETICAS

Mientras consideraba lo que significaba esto, el Señor me habló:

“Yo he creado zonas de aterrizaje en las cumbres de tu cultura para que aterricen las promesas proféticas que te pedí declarar. Este es tu tiempo para que avances hacia esos lugares y decretes la manifestación de lo que profetizaste. Hablaste con fe estas palabras en medio del ridículo y el cinismo extremo. Yo estoy ordenando que estas promesas proféticas que están orbitando, arriben a la Tierra con la misión de desatar una transformación sobrenatural. Estas promesas proféticas comparten algo único sobre su misión: Traer el Cielo a la Tierra. En fe, te estoy llamando a ubicarte en estas zonas de aterrizaje sobre la cumbre de tu monte de influencia cultural. Este es el tiempo para que recuperes y te vuelvas a comprometer con cada promesa que te pedí que desataras. Las promesas que están orbitando están esperando hacer su reentrada. Alza tus ojos a los cielos y comienza a profetizar su manifestación”. (Garris Elkins)

Hebreos 11:32-33 ¿Cuánto más les tengo que decir? Se necesitaría demasiado tiempo para contarles acerca de la fe de Gedeón, Barac, Sansón, Jefté, David, Samuel y todos los profetas. Por la fe esas personas conquistaron reinos, gobernaron con justicia y recibieron lo que Dios les había prometido.

Josué 21:45 No faltó una sola de todas las promesas que el Señor le había hecho a la casa de Israel. Todas ellas se cumplieron.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario