¡NO TE IMPACIENTES, CONFIA!

Entonces Jesús le dijo: ―Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. ¿Crees esto? Juan 11:25-26

¡Levántate! El soplo del Espíritu Santo esta sobre nosotros ahora mismo. Nos levantaremos y no seremos más los derrotados. El Espíritu de Resurrección está soplando sobre nosotros. En esa tumba pueden estar nuestros sueños muertos, proyectos muertos, nuestra esperanza y promesas muertas; Él quiere que nos paremos en la victoria que ya ganó en la Cruz del Calvario por nosotros. Esto significa que debemos aferrarnos a nuestra fe y a lo que el Señor nos está prometiendo hoy y pararnos en esa promesa. Debemos mantenernos firmes y continuar para cerrarle toda puerta al enemigo que nos miente y callar esas voces que sólo hablan de muerte, destrucción, devastación y circunstancias vergonzosas en nuestro futuro.

Juan 10:9-10 Yo soy la puerta; el que entre por esta puerta, que soy yo, será salvo. Se moverá con entera libertad, y hallará pastos. El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.

Lorilei Cooley compartió hoy esta revelación:

“Hay tantas cosas ocurriendo detrás de escena, en las que estamos ganando mucho terreno, de forma rápida y tan dinámica, que el enemigo tiene temor. Las cosas se están acelerando de manera significativa a un nivel mucho mayor. El enemigo está tratando de intimidarnos y hacer que demos marcha atrás, eche fuera todas sus mentiras y la confusión fracasará rotundamente, mientras él corretea alrededor del terreno que está perdiendo. El no impedirá que entremos en lo que ya es nuestro porque el Señor así lo ha decretado sobre nosotros en esta temporada. Hemos estado esperado porque llegara esta temporada de avance, y finalmente está aquí. Estamos a punto de ver lo que el Señor quiere entregarnos, lo que solo Su mano puede hacer. Él nos ha preparado una mesa. ¡Preparémonos! Este es el tiempo de la cosecha, el tiempo de la recompensa. Estamos a punto de ver de manera tangible manifestarse la victoria.”

Juan 11:38-43 Conmovido una vez más, Jesús se acercó al sepulcro. Era una cueva cuya entrada estaba tapada con una piedra. ―Quiten la piedra —ordenó Jesús. Marta, la hermana del difunto, objetó: ―Señor, ya debe oler mal, pues lleva cuatro días allí. ― ¿No te dije que si crees verás la gloria de Dios? —le contestó Jesús. Entonces quitaron la piedra. Jesús, alzando la vista, dijo: ―Padre, te doy gracias porque me has escuchado.  Ya sabía yo que siempre me escuchas, pero lo dije por la gente que está aquí presente, para que crean que tú me enviaste Dicho esto, gritó con todas sus fuerzas: ― ¡Lázaro, sal fuera!

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario