ENFOQUE DE ORACION AYUNO DE DANIEL – DIA 14

¿Y no hará Dios justicia a sus escogidos, que claman a El día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? Lucas 18:7

 Jehová-Tsidkenu, es uno de los nombres de Dios y es un término compuesto (Yahvewh y Tsidkenu), relacionado con Dios como Juez, Dios nuestra justicia o Dios de Justicia. Los nombres de Dios revelan Su naturaleza, como es El y lo que podemos esperar de Él. Lana Vawser ha compartido esta revelación del Señor, muy importante para quienes estamos en este tiempo de “Ayuno y Oración”, creyendo por un tiempo de nuevos comienzos, avance y victoria.

“Escuché al Espíritu Santo susurrarme esta mañana “Estoy trayendo recompensa por las injusticias”. El Señor entonces comenzó de repente, a hablarme sobre esta temporada con respecto a las injusticias y que ha comenzado una gran aceleración, restauración, restitución y bendición en las áreas donde hubo injusticias. Tuve una visión y vi al “LEON DE LA TRIBU DE JUDA” rugiendo sobre las áreas de injusticia en la vida de los creyentes. Injusticias que fueron causadas por el enemigo y sus malas maneras injusticias causadas al Cuerpo de Cristo por otros, e injusticias causadas por las circunstancias.

Yo vi al Señor rugiendo sobre estas injusticias y de repente un punto de inflexión tomaba lugar. Los ciclos de injusticias con los que muchos estuvieron luchando, de repente cesaron. De repente se detuvieron y se activaba un nuevo ciclo de restauración, restitución, bendición y aceleración. Yo he estado profetizando por mucho tiempo, que esta es una temporada en la cual muchos en el Cuerpo de Cristo verán una gran recompensa por estar firmes en la verdad, por su fidelidad, por su obediencia al Señor y que esta está irrumpiendo ahora. En estas áreas de injusticia, una cosa que realmente conmovió mi corazón fue ver como se movía el corazón de Dios, por todos aquellos que sufrieron injusticias, ya sea por el enemigo, o por otros, pero que mantuvieron su corazón puro. Mantuvieron su corazón en un lugar de verdad, integridad, perdón y bendición.

Se enfrentaron a la injusticia que el enemigo causó, pero continuaron presionando en el Señor, siguieron firmes y continuaron estables en la verdad del Señor. Enfrentaron la injusticia de otros, pero bendijeron a quien los maldijo, oraron por los que los lastimaron y bendijeron a quienes fueron injustos con ellos.

Amigos, el Señor lo ha VISTO. El Señor está peleando por ustedes, y Él está trayendo una gran restauración, restitución, bendición e incremento. La temporada ha cambiado, ahora ya no serás atormentado, sino que conocerás una gran bendición. El Señor te ha cubierto. Creo firmemente que todos aquellos que han estado luchando con el TEMOR, muchos temores de “…y que pasa si” …El Señor te tiene cubierto. Esos “Y si” del enemigo son mentiras, son puro humo y espejismos. El Señor los ha protegido. Él está trabajando por ustedes. Él los está cubriendo y haciendo que todas las cosas obren para bien. Escucho el susurro del Espíritu Santo “TODO ESTARA BIEN, CONFIA EN MI”.

El incremento que el Señor está trayendo quizás no venga “empacado” como nosotros esperamos, pero no se desanimen, hay una gran bendición que está llegando. Hay una gran reivindicación de parte de Dios, que será fructífera y la injusticia ya no nos robará más. El Salmo 34:8 dice:  Probad y ved que el Señor es bueno. ¡Cuán bienaventurado es el hombre que en Él se refugia!

DIA 14 – Lee Lucas 18:1-8; Isaías 62:1-12; Salmos 34 – Amados: Continuemos firmes en la Palabra, creamos en las promesas de Dios, y confiemos en Su fidelidad. Continuemos orando y declarando. Continuemos perseverando y resistiendo. Continuemos eligiendo la esperanza por encima de la desesperación, la fe sobre el temor, la verdad sobre los hechos y la justicia sobre lo mundano. Hebreos 10:23 Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa. Estemos firmes creyendo en la obra terminada en el Calvario. Jesús venció cada obstáculo por nosotros con Su preciosa Sangre y en Su poder y fuerza somos más que vencedores. Por eso, necesitamos saber cuál es nuestra autoridad en Él, por Su nombre y entrar bajo la protección de la Sangre a través del arrepentimiento y el perdón. Y los cielos declararán su justicia, Porque Dios es el juez. (Salmos 50:6)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio” y “Cita con tu Destino”.

Deja un Comentario