COSAS NUEVAS VIENEN A MI VIDA

He aquí, ya sucedieron las cosas primeras; ahora les anuncio las cosas nuevas. Antes que salgan a luz, yo se las anuncio. Isaías 42:9

Durante 21 días de oración, ayuno y lectura de la Palabra, experimentamos un fresco encuentro con Dios que debe continuar. Hemos recibido el fuego de Su presencia y debemos cuidar que nunca se apague. Cada uno de nosotros necesita ser desafiado a edificar una habitación en nuestra vida y en nuestro corazón, para que Dios pueda habitar. Esta es la única manera de hacer que la gloria de Dios irrumpa sobre nosotros y nuestras circunstancias. Hemos comenzado el año dándole a Dios el primer lugar y sabemos que así será por el resto del año. Juan 15:7 dice: Si ustedes permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pueden pedir lo que quieran, ¡y les será concedido!

2018 es un año en el que podemos pedir y esperar lo mejor de Dios para nosotros.  En la cultura hebrea, el número 18 es muy significativo. La palabra “CHARIS” significa “VIDA” y su valor numérico es 18. En 2018, la bondad y la abundancia de Dios caerán en los pastos del desierto. Las cosas que antes estaban secas y muertas volverán a la vida.

Abre tu boca con fe y profetiza a tus circunstancias. La palabra de Dios es tu estandarte de victoria. Cuando la proclamas con fe, esas palabras llevan “VIDA”. Jesús dijo a sus discípulos: “Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. Pero hay algunos de vosotros que no creéis”. (Juan 6:63-64). Quiero compartir hoy estas confesiones y declaraciones de fe sobre tu vida, tu familia, tu futuro. Este es un momento en que necesitas valentía espiritual. Te invito a creer conmigo que lo mejor está todavía por venir. La victoria puede estar muy pero muy cerca, pero a menudo es cuando más se intensifica la batalla.

Declaramos que mientras esperamos en el Señor y nos sumergimos en nuestra intimidad renovada con Jesús y el Espíritu Santo en el 2018, encontraremos la sanidad del Señor para muchas heridas profundas en nuestro corazón. El Señor restaurará nuestra reputación si fue dañada por el fuego del enemigo. Todo lo que el enemigo tramó para mal, Dios lo usará para bien. Seremos bendecidos siete veces más, por encima de todo lo que nos robaron. (Joel 2) Declaramos que mientras recibimos una impartición fresca del Espíritu Santo, con un bautismo fresco de fuego, nuestra habilidad para oír al Señor se repotenciará. La Palabra que oímos y recibimos nos llenará con vida nueva y seremos consolados. (Isaías 40)

 

Declaramos que este año será una temporada de “Recuerdo Divino”. Nuestras oraciones serán recordadas, nuestras ofrendas serán recordadas, nuestro servicio y compromiso con Dios será recordado. Nuestras buenas acciones serán recordadas, las promesas de Dios para nosotros serán recordadas.  Génesis 8 :1 Y se acordó Dios de Noé, y de todos los animales, y de todas las bestias que estaban con él en el arca; e hizo pasar Dios un viento sobre la tierra, y disminuyeron las aguas. Génesis 30:22 Y se acordó Dios de Raquel, y la oyó Dios, y le concedió hijos.

Declaramos que los “de repentes de Dios” nos sorprenderán. El tiempo repentino de la manifestación de nuestro destino no nos esquivará. Está en camino. Viene pronto. Viene pronto y todo el cielo se regocijará. El Señor hará por nosotros cosas que esperamos ver durante años. José tuvo sueños proféticos a sus 17 años que provocaron que fuera vendido por sus hermanos, el tiempo pasó, todos se olvidaron de él, pero el de repente de Dios lo saco de la cárcel y lo puso en el lugar de exaltación que Dios tenía para él. (Génesis 41:14 y 37-42) David pastoreaba las ovejas cuando el de repente de Dios lo hizo llamar para ungirlo como Rey (1 Samuel 16:11-13)

Declaramos que la mano poderosa de Dios se moverá y Su Santo Espíritu soplará vida y resurrección para poner un punto final al estancamiento, al rechazo, a la insatisfacción, a la decepción, a las acechanzas demoníacas, a la culpa, la condenación y la vergüenza. Cada maldición generacional ha sido clavada en la Cruz del Calvario y no pasarán a nuestra generación porque han sido destruidas para siempre. (Jeremías 31) ¡Declaramos 2018 es un año de sorpresas y asombro, mientras nos rendimos completamente a los planes de Dios, el derramará Su gracia y favor sobre nosotros para que se abran las puertas a lo milagroso! (Isaías 61).

¡Ven con los cuatro vientos y sopla sobre estos huesos secos, para que vuelvan a vivir!”. Declaramos que en el año 2018 se derramará la bondad y la abundancia de Dios sobre las pasturas en el desierto. Las cosas que una vez estuvieron secas y muertas en nuestra vida, ahora volverán a vivir. Nuestra fe será restaurada y renovada por el bautismo fresco del Espíritu y fuego. Experimentaremos la resurrección en todas las áreas de nuestra vida si tenemos la fe para creerlo. Mientras nos acercamos más a Dios, Él se acercará a nosotros. (Jeremías 29:12-14)

No aceptemos un “no” por respuesta en este tiempo. Si la puerta parece cerrada o trabada, pidámosle a Dios que nos entregue sabiduría, herramientas poderosas o dones espirituales para abrirlas. Son el destornillador para desarmar la puerta o para abrirla. Continuemos perseverando. No permitamos que las distracciones o los obstáculos nos desalienten o nos impidan avanzar o movernos. ¡Con Dios todas las cosas son posibles!

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio” y “Cita con tu Destino”.

Deja un Comentario