DIOS PELEA TUS BATALLAS

Bendeciré al Señor, quien me guía; aun de noche mi corazón me enseña. Sé que el Señor siempre está conmigo. No seré sacudido, porque él está aquí a mi lado. Salmos 16:7-8

 Cuando pasamos por grandes pruebas, no siempre es fácil confiar. Sabemos que debemos hacerlo, pero nos cuesta a veces. Sin embargo, hay algo que debemos tomar en cuenta, y es el hecho de que Dios nunca nos dejará solos. Juan 16:33 dice: Yo les dije esto para que encuentren paz en mí. En el mundo ustedes tendrán que sufrir, pero, ¡sean valientes! Yo he vencido al mundo. Esta es una palabra profética de Lana Vawser que nos dará luz y el entendimiento de que Dios está peleando por nosotros.

 El Señor dijo: “Hay una feroz batalla sobre el destino de muchos, diles que sigan moviéndose, porque se están moviendo hacia el mayor nacimiento de su destino”.

Me rodeó un sentimiento fuerte de que muchos de ustedes están a punto de entrar en un gran “PROXIMO PASO” de destino. Esto no se trata de “solo una visión” o “solo una tarea para esta temporada”; yo siento fuertemente que la batalla que se está librando en este momento es un fuerte indicador, de un significativo paso hacia el destino que el Señor tiene para ustedes. Hay un significativo avance y liberación de los planes y propósitos de Dios para ustedes que les están esperando en la tierra de la que el enemigo está tratando de alejarlos. Ustedes no serán obstaculizados si continúan moviéndose. ¡No se detengan!

Muchos de ustedes encontrarán que mientras siguen moviéndose, y el avance y el cambio ocurren,  donde ha habido batalla, letargo, confusión, complacencia, cansancio, duda, desánimo, y circunstancias locas, comenzarán a romperse, encontrando la más grande LLUVIA DE FAVOR DEL SEÑOR como nunca antes experimentaron. Yo veo que el Señor está por extender influencia. Él está a punto de extender las líneas fronterizas. Él está a punto de extender la visión. El está a punto de extender la provisión. Él está a punto de liberar los vientos de cambio para llevarlos en una nueva dirección. Está a punto de llevarlos a un lugar mucho más fructífero de su destino, por eso el enemigo está intentando robarlo.

El Señor me mostró que muchos de ustedes estuvieron sembrando semillas a través de su obediencia, mayordomía, fidelidad, y rendición al Señor en la temporada pasada. Ustedes han permanecido fieles, incluso en medio del fuego, la tormenta y las batallas, incluso cuando casi se rinden, y quisieron renunciar, permanecieron fieles a Aquel que los llamó. En medio de las lágrimas, el cansancio y el desaliento, no se dieron por vencidos, sino que siguieron avanzando.

Yo vi a muchos de ustedes en una batalla en este momento, pero es una “BATALLA EN EL UMBRAL”. Ahora, están siendo guiados por el Señor hacia una COSECHA DE DESTINO. Yo sentí que el Señor decía que están a punto de ver la COSECHA de las semillas que sembraron en obediencia en la temporada pasada. Pero el FRUTO y la COSECHA de lo que están a punto de ver en su destino, es MUCHO MAYOR que las semillas que sembraron. Porque el Señor está añadiéndoles. Porque el Señor está incrementándoles. Él está trayendo restauración, restitución, recompensa e incremento. La lluvia de Su Espíritu está cayendo sobre su COSECHA DE DESTINO y habrá una NUEVA VIDA a su alrededor. Habrá un AVANCE. Habrá GOZO, Habrá nuevas oportunidades que se abrirán para ustedes en nuevas áreas y de nuevas maneras. Nuevas conexiones y nuevos senderos.

…Y JESUS ESTA EN EL CENTRO DE TODO

¡Yo veo esto en el centro de todo…! ¡Yo veo a nuestro hermoso JESUS!, ustedes están a punto de conocerlo y enamorarse de El de una manera más profunda. Están a punto de encontrarse con Su corazón, sus buenos planes y Su amor por ustedes que los cambiará. Un lugar más profundo de ¡NADA SINO SOLO JESUS! Siendo cautivados, alcanzados, asombrados nada más que por JESUS. Un completo y nuevo Reino para experimentar el fuego del “Primer Amor”- nuestro hermoso JESUS. Porque nada se compara con el gozo y el privilegio de conocerlo. Están por mudarse a un lugar donde verán a JESUS como su recompensa, su placer y su porción de una manera más profunda.

Salmos 16:5 Señor, solo tú eres mi herencia, mi copa de bendición; tú proteges todo lo que me pertenece.

El enemigo está intentando atacar su VIÑA, porque se están moviendo hacia una nueva temporada de LLUVIA ABUNDANTE, DE BENDICION, PROVISION E INCREMENTO.

Salmos 16:6 La tierra que me has dado es agradable; ¡qué maravillosa herencia!

¡Vale la pena que todos veamos a Jesús para obtener Su recompensa!

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio” y “Cita con tu Destino”.

Deja un Comentario