DESTINO ESTA DELANTE DE TI, NO DETRAS DE TI

Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó. Eclesiastés 3:15

El Señor me mostró a alguien conduciendo un automóvil y mirando constantemente por el espejo retrovisor. Es grandioso usar el espejo retrovisor para mirar hacia atrás y ver cuán lejos has llegado, pero si miras demasiado tiempo, no veras lo que está justo frente a ti y perderás tu turno. Los espejos retrovisores se utilizan para calcular distancias y puntos ciegos al cambiar de carril, pero si miras constantemente en el espejo retrovisor, finalmente te estrellarás.

Muchos de ustedes no están avanzando espiritualmente, porque constantemente miran hacia atrás y reviven su pasado. Hay recuerdos que les está siendo difícil olvidar. Es imperativo que se liberen de los recuerdos, los errores y las desdichas para que puedan avanzar hacia lo que Jesús tiene para ustedes.

Algunos, todavía están traumatizados por ciertos incidentes que ocurrieron en su vida. Jesús tomará esos buenos y malos momentos y creará una OBRA MAESTRA. Se sorprenderán de lo que el Señor hará con una vida que se rinde totalmente a Él. Aferrarse al pasado, así como a la falta de perdón obstaculizará el trabajo en ustedes y solo traerá tristeza, culpa, vergüenza y remordimiento. No permitan que sus situaciones pasadas determinen su destino futuro. Sean libres para recibir belleza por ceniza y aceite de alegría en vez de luto.

Algunos de ustedes están construyendo fortalezas aferrándose a viejas mentalidades y formas de pensar. Una fortaleza es una mentalidad que se resiste al cambio. El Señor no les está reprendiendo, sino tratando de traerles a una vida abundante. Su vida se moverá en la dirección de su pensamiento más dominante. Si continúan mirando hacia atrás, eventualmente irá en esa dirección. Deben cambiar los patrones de su vida mental si desean avanzar en su crecimiento espiritual y sintonizarse con las frecuencias del cielo.

El Señor dice:

Olviden lo que quedó detrás. No se aferren a los recuerdos del pasado porque los agobiarán y traerán amargura a su alma. No se miren de la manera que eran en el pasado. Ya no son el hombre o la mujer que alguna vez fueron. No recuerden los buenos momentos y la forma en que creen que debió haber sido. Esto les impedirá lo que está por venir. Yo estoy preparando un nuevo odre de vino. Deben proteger y nutrir este nuevo odre para poder contener el vino nuevo que Yo les estoy derramando. No miren por el espejo retrovisor de su pasado por más tiempo. Esto les impedirá avanzar porque están sosteniendo cosas inútiles y recuerdos de situaciones que ya no existen. Liberen a todos aquellos que los lastimaron y Yo los sanaré. Mientras se alinean continuamente con Mi palabra, todos los recuerdos hirientes disminuirán. Tomaré todo lo que vivieron en el pasado y lo usaré para Mi gloria. Sus fallas pasadas no los descalificarán para lo que Yo los he llamado a hacer.

Habrá guerra espiritual a lo largo de su viaje y el enemigo tratará de robar, matar y destruirlos, pero Yo los he equipado para soportar cada batalla. Les he dado la habilidad de vencer cada conflicto. No vacilarán ante la opresión, sino que se mantendrán firmes en los momentos difíciles. No retrocedan y no cedan a la tentación. No miren la oposición que parece estar en su contra, sino regocíjense, porque lo que el enemigo planeó para su mal en su vida no prevalecerá. Su vieja naturaleza ya no existe. Comiencen a verse a sí mismos de la manera en que Yo los veo. Vean a la persona que Yo he creado. No teman al cambio, sino avancen hacia la victoria que tengo para ustedes. No se priven de entrar en las bendiciones que tengo para ustedes. Recuerden de dónde los he traído y caminen en lo nuevo que les estoy trayendo. No permitan que los recuerdos del pasado los descarrilen, por el contrario, miren las promesas y las bendiciones que tengo para ustedes, dice el Señor. (Elaine Tavolacci)

Isaías 43:18-20 Pero olvida todo eso; no es nada comparado con lo que voy a hacer. Pues estoy a punto de hacer algo nuevo. ¡Mira, ya he comenzado! ¿No lo ves? Haré un camino a través del desierto; crearé ríos en la tierra árida y baldía. Los animales salvajes de los campos me darán las gracias, y también los chacales y los búhos, por darles agua en el desierto. Sí, haré ríos en la tierra árida y baldía, para que mi pueblo escogido pueda refrescarse.

Génesis 19:17 Cuando quedaron a salvo fuera de la ciudad, uno de los ángeles ordenó: —¡Corran y salven sus vidas! ¡No miren hacia atrás ni se detengan en ningún lugar del valle! ¡Escapen a las montañas, o serán destruidos! (Verso 26) pero la esposa de Lot miró hacia atrás mientras lo seguía y quedó convertida en una estatua de sal.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio” y “Cita con tu Destino”.

Deja un Comentario