ENFOQUE DE ORACION AYUNO DE ESTER – DIA 3

Y aconteció al tercer día que Ester se vistió con sus vestiduras reales y se puso en el atrio interior del palacio del rey delante de los aposentos del rey, y el rey estaba sentado en su trono real en el aposento del trono, frente a la entrada del palacio. Y cuando el rey vio a la reina Ester de pie en el atrio, ella obtuvo gracia ante sus ojos; y el rey extendió hacia Ester el cetro de oro que estaba en su mano. Ester 5:1-3

Estamos en nuestro DIA 3, hoy es nuestro día para traer nuestras peticiones al Trono de la Gracia. Meditaba en la palabra profética que nos compartió Jane Hamon y quiero compartirles hoy una parte porque Dios está mostrándonos SU FAVOR DIVINO.

“Hace unos meses, escuche al Señor decirle a alguien a quien ministraba “TE HE DADO FAVOR, AHORA VOY A ENSEÑARTE A GASTAR MI FAVOR”. ¡Guau! Que concepto más poderoso ¡GASTAR NUESTRO FAVOR! Cuando Ester se acercó al trono, el rey extendió su “Cetro de Favor” hacia ella y le preguntó que deseaba. Podemos ver esto como la Iglesia acercándose al Trono del Señor para pedir favor. Además, cuando tenemos FAVOR de Dios, podemos pedirle que se manifieste a nuestro favor. Una de las definiciones que me gusta que describe lo que significa tener favor es el concepto de “Atractivo Divino”. Las personas se sentirán atraídas hacia ti de forma sobrenatural, querrán estar cerca de ti y querrán saber lo que piensas. Querrán promocionarte y mostrarte buena voluntad. Querrán darte la oportunidad y posición debida por causa de lo que hay en tu vida.

Creo que esta es una imagen del Pueblo de Dios acercándose a los tronos de influencia en el sistema mundial y recibiendo un favor increíble para traer un cambio. Necesitamos aprender a recibir ese favor, ese atractivo divino, y luego gastarlo para avanzar en el Reino de Dios y abrir puertas que de otro modo permanecerían cerradas.

Ester 5:2-3 Y cuando el rey vio a la reina Ester de pie en el atrio, ella obtuvo gracia ante sus ojos; y el rey extendió hacia Ester el cetro de oro que estaba en su mano. Ester entonces se acercó y tocó el extremo del cetro. Y el rey le dijo: ¿Qué te preocupa, reina Ester? ¿Y cuál es tu petición? Hasta la mitad del reino se te dará.

Entonces Ester le pidió al rey que fuera a un banquete con Amán. Ella se estaba posicionando para la “PETICION MAS GRANDE”. Entonces el rey respondió y vino a su banquete donde Ester le servía. Necesitamos aprender a servir a aquellos en posición en los sistemas del mundo y mostrarles el corazón de Cristo. ¡Servir produce favor! Como resultado de que ella lo sirvió, el rey preguntó nuevamente:

Ester 5:7-8a Respondió Ester, y dijo: Mi petición y mi deseo es: si he hallado gracia ante los ojos del rey, y si le place al rey conceder mi petición y hacer lo que yo pido….

Ester estaba diciendo: “Si realmente tengo tu favor, rey, entonces, así es como quiero gastarlo. Necesitamos entender que hay una diferencia entre TENER FAVOR y GASTAR FAVOR. Puedes tener dinero y no gastarlo. También puedes tener favor y no gastarlo, o no gastarlo sabiamente. Es tiempo de que el Pueblo de Dios reconozca que hemos recibido un gran favor a través de nuestra relación con Cristo. En el Nuevo Testamento, la palabra GRACIA y FAVOR provienen de la misma palabra griega, “CHARIS”. Por eso, cuando hebreos 4 dice que debemos comparecer con valentía ante el trono de la gracia de Dios, es mucho más que el perdón de nuestros pecados.

Hebreos 4:16 NTV Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.

Es un trono de FAVOR (CHARIS – GRACIA – misericordia, gozo, placer, deleite, dulzura, buena voluntad, beneficio, bondad amorosa, dones, recompensas, fuerza e incremento) podemos presentarnos con valentía (parrhesia – con confianza libre y audaz, alegre ánimo, audacia y seguridad) para echar mano de la misericordia (eleos-amabilidad o buena voluntad hacia los miserables y los afligidos, unida a un deseo de ayudarlos) y ayudar en los tiempos de necesidad.

¡ESE MOMENTO ES HOY! Necesitamos la ayuda de Dios en nuestra nación. Necesitamos la ayuda de Dios en nuestras familias. Necesitamos la ayuda de Dios para hacer el trabajo del Reino y para ver una poderosa cosecha de almas. Pero también necesitamos el favor del hombre, puertas abiertas de oportunidades, influencia y una voz para cambiar la cultura. ¡Este es tu momento Ester! La Iglesia no puede callar. Debemos hacer un decreto en oración. Escríbelo. Deja que sea tu confesión. Debemos decretar la Palabra de Dios en verdad, sabiendo que el poder penetrante de la verdad puede hacer que otros sean libres. Debemos cambiar nuestro lenguaje para hablar lo que Dios está declarando. Debemos permitir que nuestras palabras proféticas estén en nuestras bocas como decretos. ¡Di lo que Dios dice! ¡ESTE ES EL MOMENTO PARA GASTAR TU FAVOR! Como Ester lo hizo, haz hoy tu petición urgente ante Su Trono.

  • El favor es la gracia de Dios manifestada en una situación específica sobre una persona específica para una tarea específica.
    El favor es el vagón que lleva la carga de la fe.
    El favor nos abre la puerta a lo milagroso.
    Muchas veces al favor lo preceden acciones de consagración y preparación.
    El favor hace que la voz de una persona se oiga por encima de la multitud.
    El favor trae el ascenso.
    Muchas veces al favor lo sigue un aumento de autoridad y poder de Dios investido en y a través de un individuo o un grupo colectivo de personas.
    El favor viene sobre la persona desplazando a la vergüenza y la humillación.
    El favor hace que uno sepa que la victoria está cercana.
    El favor trae como resultado la presencia manifiesta de Jesucristo a modo que lo noten los demás a lo largo de la vida de la persona.

LECTURAS RECOMENDADAS PARA CERRAR TU AYUNO: Ester Capítulos 7,8 y 9. Hoy 1 de marzo al atardecer termina el PURIM. Concluye tu ayuno esta tarde tomando un tiempo a solas con tu Rey para exponer tu petición y sobre todo comienza a comer de manera gradual. Recuerda eres una reina en la corte del Rey que reinará con gracia, sabiduría, discernimiento y audacia. La fiesta de Purim. También se llama la FIESTA DE LAS REVERSIONES, porque era el momento en que el dolor se convertía en gozo y el luto se convertía en una fiesta. El decreto de muerte y destrucción se convirtió en un cambio de bendición, promoción y nueva autoridad en la tierra. Era un momento en que los planes del enemigo se volvían a concentrar en su propia cabeza (véase Ester 9:25). Jesús vino y venció el decreto de muerte sobre nuestras vidas para darnos un giro definitivo y así poder vivir en perpetua Reversión Divina. ¡Entonces escucha el desafío del Señor! ¡GASTA TU FAVOR! ¡Escribe un nuevo decreto! ¡Recibe Reversiones Divinas!

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio” y “Cita con tu Destino”.

Deja un Comentario