LA ORACION DE FE SANARA AL ENFERMO

Entonces en su angustia clamaron al Señor y El los salvó de sus aflicciones. El envió su palabra y los sanó y los libró de la muerte. Salmos 107:19-20

 Hoy quiero pedirles, que se convengan conmigo para elevar una oración al Señor por todas aquellas personas que están enfermas, o con diagnósticos médicos que parecen irreversibles, sin embargo, creemos en un Dios que hace milagros. Hemos recibido con fe estas palabras proféticas de Bill Lackie y Shawn Bolz.

“La lucha contra las ataduras de largo plazo que parecen imposibles de vencer, finalmente serán vencidas y las personas recibirán libertad. La libertad y la sanidad este año se expandirán por el Cuerpo de Cristo. Esta nueva libertad hará que la gente se afirme con la confianza que trae la libertad. El clamor del Cuerpo de Cristo por sanidad y liberación se derramará sobre situaciones de largo plazo que han estado plagadas de sufrimiento. Las sanidades de casos difíciles serán normales. Los problemas físicos como la parálisis cerebral, el cáncer, la pérdida de extremidades, las enfermedades y la leucemia se sanarán por completo, cuando se impongan manos sobre los enfermos. En el pasado parecía ser muy difícil recibir sanidad física en casos como estos. Este año comienza una unción de sanidad donde se desatará la gloria. Como dicen: “Colóquese debajo del foco donde se manifestará la gloria”. Muchas congregaciones recibirán un toque poderoso de sanidad sobrenatural. Debemos esperar este avivamiento poderoso sobrenatural de sanidades, tocando a cristianos que están desesperados porque padecen enfermedades físicas”

 Mi Señor y Dios, te pedí ayuda, y me sanaste; ¡me salvaste de la muerte! Estaba a punto de morir ¡y me libraste de la tumba!. Salmo 30:2-3

Dios está enviando la oración con respuesta de David para personas que tengan enfermedades que los han debilitado, que han hecho peligrar su vida, o con problemas de salud que podrían ponerlos fuera de combate, aunque fuera solamente durante un tiempo. Si está a punto de someterse a una operación o está convaleciente, esto es también para usted. Dios quiere que esté sano/a para que pueda prosperar “siendo usted mismo/a”. Ha habido un ataque tal contra la salud de los cuerpos para distraerlos o destruirlos. Algunos de ustedes llevan tanto tiempo bajo ataque que tienen que renovar su “SI” en su corazón para recibir su sanidad completa. Reciban la verdad presente de que los problemas a los que se enfrenta su cuerpo no constituyen su realidad espiritual. Este no es el modo en que Dios tenía previsto que viviesen. Él quiere traer milagros, restauración y aceleración a la recuperación. En medio del sufrimiento es difícil orar con plena fe, pero yo oro la oración profética de David en los Salmos por ustedes. Clamen y personalícenlo como David: Mi Dios, te pido ayuda, te pido un milagro. Ven y sáname. Sálvame de la muerte. ¡Devuélveme la salud, la vida y restáurame! ¡Viene su gran cambio radical! Siento mucho que estén sufriendo de este modo, y estamos orando con ustedes.

El Señor dice:

“Levántate ahora y permite que tu fe venga a la vida. Has esto ahora de modo que tu forma de pensar sea transformada. Renuévate este día y permite que el poder de la resurrección espiritual venga sobre ti. Si haces esto, vivirás tu vida natural más plenamente como parte de la resurrección. La vida de resurrección esta disponible para ti ahora; es la vida de Mi Espíritu en ti, dice el Señor.” (Bill Burns)

Santiago 5:15 Una oración ofrecida con fe, sanará al enfermo, y el Señor hará que se recupere; y si ha cometido pecados, será perdonado.

OREMOS:

Amado Jesús: Creemos en ti y tu poder sobrenatural para sanar a los enfermos. Eres el Sanador, esa es tu naturaleza y cuando te invitamos a que fueses nuestro Salvador, no sólo nos salvaste sino que nos sanaste. Hoy oramos notificándole al cuerpo físico de tus hijos que el Señor será glorificado en la salud sobrenatural que Tu deseas que ellos disfruten. Hablamos que todo síntoma, malestar, dolor, enfermedad o diagnóstico médico, cualquiera que sea, se sujeta a la Palabra del Señor. El nombre de Jesús es sobre todo nombre, así que atamos al espíritu de enfermedad y muerte y los echamos fuera. Revertimos por el poder de tu Sangre los diagnósticos médicos. Haz tu obra sanadora en sus cuerpos, bendito Señor. Tócalos y restaura todo lo que no esté funcionando apropiadamente, haz un milagro creativo en donde sea necesario, abre lo que deba ser abierto y deshaz todo lo que deba ser deshecho, para tu honra y gloria. En el nombre de Jesús, amén.

Exodo 15:26 Y dijo: Si escuchas atentamente la voz del Señor tu Dios, y haces lo que es recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, no te enviaré ninguna de las enfermedades que envié sobre los egipcios; porque YO, EL SEÑOR, SOY TU SANADOR.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"

Deja un Comentario