SU VISION ESTA SIENDO RESTAURADA

Entonces Dios abrió los ojos de Agar, y ella vio un pozo lleno de agua. Enseguida llenó su recipiente con agua y dio de beber al niño. Génesis 21:19

 Muchos se han sentido como Agar, sentados en medio del desierto, llorando y pensando que allí van a morir. Las duras pruebas de la vida oscurecen nuestros sentidos y no nos dejan ver las bendiciones de la provisión de Dios en esos momentos. Dios tuvo que abrir los ojos de Agar para que pudiera ver el pozo de la bendición. El Ángel del Señor la consoló diciéndole “¿Qué te pasa Agar? … Continuar leyendo