¿ESCUCHASTE MI RESPUESTA?

Cuando Jesús se despertó, reprendió al viento y dijo a las olas: «¡Silencio! ¡Cálmense!». De repente, el viento se detuvo y hubo una gran calma. Luego él les preguntó: «¿Por qué tienen miedo? ¿Todavía no tienen fe? Marcos 4:39-40

 Si estás ahora mismo en medio del mar, en una gran tormenta de problemas que quiere hundirte, recuerda que Jesús está en tu barca, confía en El, pues tiene el dominio y la autoridad y los vientos le obedecen. Permite que el viento de Su Espíritu sople tus velas y navegarás hacia un nuevo puerto en los días por venir.

Salmos Continuar leyendo