TODO LO URGENTE ESTA RESUELTO. DIOS SE OCUPO DE ELLO

«Yo mismo soy su consolador. ¿Quién eres tú para tener miedo de hombres mortales, que son como la paja? Ya te has olvidado del Señor, tu Hacedor, que extendió los cielos y estableció la tierra. Todo el día lo pasas temiendo la furia del que te oprime y amenaza con destruirte. Pero ¿en dónde está la furia de ese opresor? El que ahora está preso y agobiado pronto será puesto en libertad; no morirá en la mazmorra, ni carecerá de alimento. Yo soy el Señor tu Dios, el que agita el mar y hace rugir sus olas. Mi nombre es Continuar leyendo